Deportista, médico, cantante o jardinero son algunas de las profesiones que desempeñan los quince protagonistas de la exposición. Se trata de personajes anónimos o conocidos, como es el caso de Montilla ‘El Langui’, que desarrollan con normalidad su profesión a pesar de su discapacidad. Quince historias de superación que se acompañan de datos que permiten realizar una radiografía sobre la situación actual del empleo de las personas con discapacidad en Castilla-La Mancha, según ha informado la Junta en nota de prensa.

En esta idea ha coincidido la directora provincial de Bienestar Social, Prado Zúñiga, en el acto de inauguración de la muestra junto al Key Area Manager de Grupo SIFU en la zona centro, , y a su delegado en Ciudad Real, Rafael Tortosa, donde ha indicado que “más vale una imagen que mil palabras para ver estas 15 historias de superación, de vida y de referencia para personas que al igual que ellos puedan tener dificultad en la inserción laboral”, de ahí que haya añadido que “no podemos entender la normalización de un colectivo sin integración laboral”.

Por ello, Zúñiga ha dicho que el Gobierno regional comparte con el hecho de “tener una mirada inclusiva, que es la que nos permite ver las capacidades y potencialidades de todas las personas”, y en este sentido ha recordado que la etapa laboral de las personas con discapacidad “preocupa y ocupa” a la Consejería de Bienestar Social, de ahí que haya destacado la incorporación de diez nuevos servicios de capacitación en la presente legislatura que benefician a 700 personas —200 en la provincia—, y que considera muy importantes porque “les da las herramientas y la funcionalidad necesarias para incorporarse a un centro especial de empleo o al empleo normalizado”.

Del mismo modo, Zúñiga ha valorado la reciente renovación de un convenio con la Fundación Plena Inclusión Castilla-La Mancha para que personas con discapacidad intelectual realicen prácticas pre laborales en centros y edificios de la Consejería de Bienestar Social. Una experiencia en el plano personal “muy gratificante” al relatar el caso de Jaime, un joven autista que “nos ha demostrado la enorme capacidad de trabajo y los valores que han contribuido a hacernos mejores personas y a ver esa mirada inclusiva”.

Una implicación que también se da desde la Consejería de Economía, Empresas y Empleo a través de la parte formativa con el apoyo que presta a los centros de especiales de empleo y también con programas más novedosos como el Plan Crea basado en formación dual para darle una oportunidad laboral a personas que o bien tienen capacidades diferentes o un perfil de exclusión laboral.

INTEGRACIÓN Y NORMALIZACIÓN EN LA SOCIEDAD

Por su parte, el Key Area Manager del Grupo SIFU en la zona centro, José Antonio Montero, ha destacado que la exposición ‘V15IONES’ pretende visibilizar al colectivo de personas con capacidades diferentes y su integración y normalización en la sociedad, una premisa que caracteriza la labor diaria del que es el mayor centro especial de empleo de iniciativa privada de toda España que tiene a 4.500 personas trabajando con ellos y más de 1.600 clientes; unos datos que en Castilla-La Mancha superan las 250 personas con capacidades diferentes integradas en el mercado laboral.

Montero ha finalizado con palabras de agradecimiento al tanto “por las facilidades, implicación y voluntad” de ceder el patio del Palacio de Medrado para esta exposición como por “la apuesta y el apoyo decidido en los ámbitos de la discapacidad, la política social y el empleo para que podamos integrar en el mercado laboral a las personas con discapacidad”.

SOBRE FUNDACIÓN GRUPO SIFU

Fundación Grupo SIFU, nacida en el seno del centro especial de empleo Grupo SIFU, es una entidad sin ánimo de lucro que tiene como objetivo promover y fomentar la inserción social y laboral de las personas con discapacidad. Para ello, se basa en tres ámbitos de actuación específicos: la sensibilización y concienciación social, la integración social y laboral, y el desarrollo de proyectos de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) para empresas.

A través de diferentes acciones como testimoniales, exposiciones o su programa de becas para deportistas con discapacidad, la fundación pretende incidir en la plena aceptación del colectivo por parte de la sociedad. Para ello, trabaja en contacto directo con el tejido asociativo desarrollando actividades con objetivos comunes y creando sinergias.