El pasado lunes, 14 de agosto, tuvo lugar el acto de nombramiento de y de como “Ciudadanos Ejemplares 2017”, haciéndoles entrega de la estatuilla de de la Mancha y dando así el pistoletazo de la salida a la inauguración de la Feria y Fiestas 2017 de Ciudad Real.

En el acto, intervino la hija de Bienvenida Pérez, Elena Casado, para agradecer todas las muestras de cariño recibidas desde el nombramiento de su como “Ciudadana Ejemplar”.

Bienvenida Pérez afirmaba que lo que ha hecho toda la vida “ha sido trabajar, trabajar y trabajar, pero trabajar pensando en el beneficio que podía ocasionar a diferentes personas”. Hace 45 años se creó la y allí estaba Bienvenida, primero nombrada vicepresidenta y después presidenta de esta Asociación. “Cuando yo empecé, la mujer no salía de su casa, se dedicaba únicamente a las faenas del hogar. He tratado por todos los medios que esas mujeres salgan, que tengan su vida y que la disfruten y que se den cuenta de lo importante que son”. Para Bienvenida, ese es el triunfo, haber logrado la igualdad, y es un trabajo que ha hecho instintivamente y por el cual se siente muy orgullosa.

También intervino , presidente de la ONG SOLMAN, como proponente de la candidatura de Francisco Badía. “SOLMAN a lo largo de su trayectoria ha definido y practicado el ámbito de la cultura como uno de los instrumentos o herramientas fundamentales para el desarrollo de los pueblos. Hacer presente la cultura es tener siempre presente el pasado, la historia y al mismo tiempo, intuir y proyectar el futuro”, asintió. Lucio también aprovechó para invitar a las autoridades a invertir en cultura y para homenajear a Francisco Badía. “, tú sí sirves para vivir, porque vives para servir”.

Francisco Badía destacaba los tres elementos que a lo largo de su vida han sido su obsesión continua: el cine, la comunicación y por último, la Semana Santa. “El cine es una forma de vida que permite arreglar lo que en le realidad sale mal. El cine es una manera de reflejar en una pantalla trozos de vidas, sentimientos, emociones, tragedias, alegrías, risas…”.

La alcaldesa de Ciudad Real, , afirmaba que “este momento es muy especial para todos los vecinos y vecinas de Ciudad Real, porque son ellos quienes proponen a los que se merecen ser nombrados Ciudadanos Ejemplares. Hoy es un día de agradecimiento a dos personas que en su trayectoria vital han trabajado de manera incansable por hacer de Ciudad Real una ciudad mejor, más igualitaria, más culta, más moderna y, sobre todo, Bienvenida y Paco han dedicado su vida a hacernos felices”.

A continuación, tuvo lugar el Pregón de Feria en el Templete de los Jardines del Prado, a cargo de los ya nombrados “Ciudadanos Ejemplares 2017”, en el que Bienvenida Pérez valoraba cómo hace unos años a Ciudad Real se le llamaba “la capitaleja”, pero hoy se ha convertido en una gran ciudad, con grandes servicios como el AVE, el o la Universidad.

Por su parte, Francisco Badía hizo referencia a los orígenes históricos de la feria de Ciudad Real. “Hablar de las ferias de Ciudad Real resulta fácil. Basta darse una vuelta por la ciudad para encontrarse con una calle llamada “calle de la Feria”, porque precisamente ahí comenzó todo. Ferias que como todas, han sido siempre de tipo ganadero y agrícola”. “Allí se reunían los ciudadrealeños para hacer sus negocios, y de los negocios se pasó a la diversión. La diversión trajo consigo la necesidad de un espacio más amplio y por tanto, las ferias pasaron a realizarse en el parque de Gasset tras su creación”.

Tras el lanzamiento del chupinazo desde la balconada del Casino, tuvo lugar el desfile de gigantes y cabezudos acompañados por un teatro de calle “Big Dancers”, la Agrupación Musical de Carrión de Calatrava, la Agrupación Musical de Ciudad Real, , y de Honor, Peñas, Asociaciones de Vecinos y Autoridades, que recorrieron el centro de la ciudad, hasta llegar de Gasset y el Recinto Ferial, donde se realizó el corte de cinta por parte de la alcaldesa, la Dulcinea y el Pandorgo de Hogaño.

Para finalizar la primera noche de feria, los vallisoletanos Celtas Cortos, deleitaron a los asistentes con una gran actuación en el Auditórium “La Granja”. Un concierto organizado por Cadena Cope y el Ayuntamiento de Ciudad Real, que reunió a unas 6.000 personas.