En total llegarán a Castilla-La Mancha entre 320 y 340 niños, de las que una veintena estarán en Ciudad Real. La concejal de Acción Social, , ha hecho un llamamiento a que las familias “estén disponibles de acoger a estos niños que disfrutan de un verano en paz, cuidándose, divirtiéndose y sensibilizando a la población de las ayudas que necesitan allí las familias”.

El coordinador regional del programa, Silvestre del Río, ha dicho que se trata de una experiencia inolvidable para las familias, que se encuentra respaldada desde la Federación y desde el resto de familias, “por lo que no habría problemas si alguno de los niños no se adapta a la familia acogedora”, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Del Río ha reconocido que “no se necesita ningún requisito más que ser una familia estructurada y solidaria que acoja a un miembro más en su casa”. “Luego nosotros hacemos un seguimiento de que el niño esté perfectamente atendido, pero no se necesita nada especial, ser una familia normal que quiera acoger estos dos meses en su casa a una persona más”, ha afirmado.

Además, ha agradecido al Ayuntamiento de Ciudad Real y a la Diputación por la colaboración en este programa. Estos niños llegarán a España del 5 al 6 de julio, hasta el , donde serán repartidos al resto de localidades de la provincia. Estarán presentes en Ciudad Real hasta primeros de septiembre.

, de la Asociación Madraza, ha animado a las familias de Ciudad Real a animarse a acoger uno de estos niños saharauis que vienen a la provincia durante el verano. “Queremos que se produzca un hermanamiento entre la sociedad española y los campamentos de refugiados del desierto del Sáhara, donde se encuentran a 40 grados a las sombra y en unas circunstancias que ninguno de nosotros querría”, ha finalizado.