Esta distinción reservada al reconocimiento en el orden social, figura en el vigente Reglamento para la concesión de honores y distinciones del Ayuntamiento de que en su título primero, establece que: “El Excmo. Ayuntamiento de Ciudad Real, con objeto de premiar méritos por la prestación de servicios relevantes que hayan redundado o redunden en beneficio moral o material de la ciudad o de ”, entre otros, reserva la figura de , reproducción a escala reducida, del Rey fundador de la ciudad, cuya estatua se encuentra instalada en la Plaza Mayor de esta capital.

Esta distinción reconoce la prestación de servicios relevantes que hayan redundado en beneficio de la ciudad o de España

La alcaldesa de Ciudad Real ha propuesto al Pleno de la la concesión de la Estatuilla de Alfonso X El Sabio, a la (ONCE).

Esta distinción reservada al reconocimiento en el orden social, figura en el vigente Reglamento para la concesión de honores y distinciones del Ayuntamiento de Ciudad Real que en su título primero, establece que: “El Excmo. Ayuntamiento de Ciudad Real, con objeto de premiar méritos por la prestación de servicios relevantes que hayan redundado o redunden en beneficio moral o material de la ciudad o de España”, entre otros, reserva la figura de Alfonso X El Sabio, reproducción a escala reducida, del Rey fundador de la ciudad, cuya estatua se encuentra instalada en la Plaza Mayor de esta capital.

En su consecuencia, y consultado el referido Reglamento, reconocidos los méritos de orden social y relevantes servicios prestados a la ciudadanía por parte la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), al cumplirse el 75 Aniversario de su creación, se propone ante el Pleno Municipal a la ONCE para la concesión de la distinción honorífica de la figura de Alfonso X El Sabio.

La propuesta razonada por la alcaldía-presidencia del Ayuntamiento de Ciudad Real para la concesión de esta distinción se basa en los orígenes, historia y trayectoria de la ONCE desde su fundación en 1938, como recoge la propuesta, con el objetivo de que las personas invidentes pudieran vivir de un trabajo y no dependieran de una pensión.

La ONCE ofrece a las más de 71.000 personas con ceguera o grave deficiencia visual que viven en España un conjunto de ayudas, la mayoría de carácter gratuito, que van desde la rehabilitación básica y visual, las prestaciones económicas asistenciales y la educación especializada, hasta el acceso a la cultura, el deporte y el fomento del empleo.

La entidad está a la cabeza de la creación de empleo para personas con discapacidad en España. Con más de 20.000 trabajadores que se dedican a la venta de sus loterías, la ONCE está gestionada por sus propios miembros y ha diversificado sus recursos con inversiones empresariales que conjugan rentabilidad económica y social.

La organización se articula empresarialmente mediante la , creada en el año 1988 para promocionar la integración laboral de las personas con discapacidad y la accesibilidad universal para mejorar su calidad de vida, que representa a casi cuatro millones de personas en España.A través de la Fundación, que se financia con el 3% de las ventas brutas del cupón, se han generado más de 80.000 empleos y solo en 2012 sus cursos beneficiaron a 7.300 personas e intermedió o generó unos 4.200 nuevos puestos de trabajo.

La ONCE también desarrolla una amplia labor internacional, y así actúa en 19 países de América con acciones en los ámbitos educativo