El alcalde de la localidad, y el presidente de , , han explicado en declaraciones a Europa Press, que este cambio de ubicación responde a una manera de intentar aprovechar los días festivos. La cita se desarrollará del 15 al 17 de agosto, que traen una mayor afluencia de visitantes de pueblos cercanos y de turistas atraídos por el patrimonio cultural de esta localidad, siendo la Plaza Mayor el “punto de referencia”.

De esta manera, ha expuesto el presidente de Turinfa, se instalará una carpa climatizada donde se ubicarán 22 estands de 15 comercios locales diferentes que darán salida a artículos de temporada “con grandes descuentos” y “garantía de calidad”. Además, habrá un castillo hinchable acuático para que los más pequeños “se diviertan combatiendo el calor, mientras que los mayores hacen sus compras” y después visiten los principales recursos turísticos y los numerosos negocios hosteleros de la localidad.

Por su parte, el alcalde ha apuntado que desde el Ayuntamiento siguen colaborando con un evento que pretende “impulsar el pequeño comercio local, evitándole a los posibles clientes paseos o que acudan a Internet o a localidades cercanas a realizar sus compras”. Y es que Ruiz ha admitido que no hay que olvidar que el pequeño comercio es uno de los “motores de la económica local”. Además con la novedad introducida se pretende promocionar el potencial turístico infanteño.

Un apoyo municipal que para el representante de Turinfa es “fundamental” y que además cuentan con la colaboración de la Diputación, pero en esta ocasión ha querido hacer una especial mención a la Junta de Comunidades, ya que han recibido una subvención “muy importante” mediante una convocatoria de la Dirección General de Turismo, que ha servicio para financiar casi el 50% de la feria.