Nieto-Marquez ha vuelto ya a sus labores como concejala ya que “aunque te queda el miedo, indudablemente hay que volver a las obligaciones diarias, más en este mes de agosto con la Feria y Fiestas a la vuelta de la esquina”. Una vuelta a la rutina que cree que le vendrá bien para superar lo que le ha pasado.

Por otro lado, ha querido agradecer las muestras de “ánimo y afecto” que ha recibido a través de llamadas y de las redes sociales que ha hecho “que recupere el ánimo”. Ha tenido unas palabras especiales para la “por su atención en los primeros momentos” y para el personal sanitario que le atendieron en el “por su comprensión cuando llegué tan nerviosa para que me atendieran de las lesiones leves que sufrí”.

Ahora sólo le queda esperar que la Justicia actúe tras la denuncia presentada por ella misma tras ser atendida en el hospital y la posible personación como acusación particular del Ayuntamiento, de la que desconoce los detalles, porque aún no ha tenido tiempo de “hablar con los servicios jurídicos”.

De la agresión recuerda el “miedo” que sintió a esa hora de la tarde, eran sobre las 15.00 horas en “una zona céntrica de la ciudad”. “Mediaron pocas palabras”, ha añadido, sólo que le recriminó algo que le había pasado a la madre de la presunta atacante, que al parecer, según ha podido leer, no era la primera vez que llevaba a cabo este tipo de agresión.