Así lo ha explicado tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Provincial del PSOE que ha analizado los resultados de los dos últimos procesos electorales —el del 28 de abril y el del 26 de mayo— que han consolidado al “como el partido de Castilla-La Mancha y de Ciudad Real con unos resultados que no se producían desde hace casi 40 años”.

Caballero ha agradecido a los ciudadrealeños su confianza en las generales ya que el PSOE ganó en 95 de los 105 municipios y EATIM de la provincia, al igual que en las europeas, donde se impuso en 87 y las autonómicas donde los socialistas ganaron en 93. Además, en las municipales ganaron en 62 pueblos -50 de ellos con mayoría absoluta- casi el doble que el PP que ganó en 36.

“Con estos resultados, el PSOE gobierna en los municipios que aglutinan al 90% de la población y son los que nos han llevado a una victoria rotunda en la Diputación, con 15 diputados socialistas frente a 10 del PP, quizá la más rotunda de las últimas cuatro décadas”, ha indicado el secretario general de los socialistas en la provincia, quien se ha comprometido a devolver la confianza a los ciudadanos con “esfuerzo, inteligencia, sentido común y consciencia de que nos debemos a ellos”.

PIDE INTELIGENCIA Y GENEROSIDAD

Caballero, que ha reivindicado al PSOE como el partido de todas las personas y de la igualdad y las libertades, se ha referido también a los 6 municipios de la provincia en los que la gobernabilidad depende de pactos y ha pedido a las fuerzas que tienen la llave “inteligencia y generosidad” para dejar atrás los intereses partidistas y anteponer los de la ciudadanía.

“Lo más inteligente y lo que más interesa a los ciudadanos es tener alcaldes y alcaldesas del PSOE respaldados por Ciudadanos o Unidas Podemos y en la línea estratégica y de objetivos del , de Castilla-La Mancha y la Diputación. La fuerza que ha perdido las elecciones, el PP, no puede intentar resucitar sobre la base de pactos porque sería un perjuicio para los ciudadanos”, ha argumentado.

Pero además, y en referencia a Ciudadanos, ha dicho que “estratégicamente” se equivocarían si apoyan a la fuerza con la que compiten ideológicamente y que está en “caida libre” ya que, ha dicho, “este es el momento del PSOE”.