Aunque personalmente hubiera querido dar el voto afirmativo, según ha dicho, se ve obligado a acatar el mandato de la que ha decidido rechazar estos presupuestos.

, concejal por Izquierda Unida, ha dejado de formar parte del equipo de , después de que la alcaldesa ha tenido que retirarle sus competencias al votar en contra de los presupuestos para 2017. “Por coherencia, no se puede votar en contra de unos presupuestos y después trabajar en base a ellos”, ha dicho Rosa Melchor.

García ha adoptado esa postura, porque así se lo ha dicho su partido, cuya asamblea ha decidido por la mayoría del 87 por ciento de sus miembros que IU votara en contra de estos presupuestos, y “estoy obligado a cumplir con los estatutos”, aunque según ha declarado el edil, “si de mí dependiera, hubiera votado a favor”.

El concejal de IU ha participado en la elaboración de estos presupuestos y se ha prestado a buscar las posibles para seguir trabajando y colaborando con el equipo de Gobierno a cuyos miembros ha dado las gracias “porque ha sido un placer trabajar con vosotros durante estos 17 meses”.