Los dos concejales del PP de Torralba de (Ciudad Real) que el pasado 30 de octubre presentaron su renuncia a seguir formando parte del Grupo Municipal del y del equipo de Gobierno la han formalizado este viernes en el pleno de la localidad, pasando a ser no adscritos, tal y cómo solicitaron. Por su parte la alcaldesa, ha insistido que se han contado “verdades a medias”.

y Ángel Luís García-Villaracos han tenido la oportunidad de leer sus actas de renuncia y los dos han manifestado los motivos de tal decisión. “Le abandono por ser mal líder”, ha sentenciado Gárcia-Villaracos a la alcaldesa tras la lectura del documento de su renuncia, al tiempo que le ha recriminado “ninguneo” y falta de información.

El exconcejal del PP torralbeño le ha echado en cara las declaraciones que “ha vomitado” en los medios de comunicación durante los últimos días y ha contado como fueron cuatro los concejales que en principio decidieron dimitir por el “ninguneo” de la primera edil torralbeña y como ésta “ha mentido” cuando ha declarado que él llevaba dos años y medio sin ir al Ayuntamiento, a lo que ha contestado que la alcaldesa llevaba año y medio sin reunir al equipo de Gobierno.

Ha añadido que todos los concejales le habían pedido en más de una ocasión que las reuniones fueran por las tardes ya que ella “sabía el trabajo que teníamos cada uno y hemos venido cuando hemos podido”, alegando que ninguno de los concejales estaban liberados y tenían que acudir a sus trabajos.

La ha acusado también de “falta de diálogo” y ha dicho que la “reunión de acercamiento” no fue tal, sino que fue “a la tremenda”. Ha rechazado la acusación de tránsfuga y ha pedido perdón “al que votara y le haya ofendido”.

Por su parte Eva Santos, que no ha querido leer su renuncia pero sí hacer unas declaraciones, ha alegado que durante los tres años y medio que ha estado en el equipo de Gobierno y en el Grupo Municipal Popular ha trabajado todo lo que ha podido “aunque no fuera suficiente o lo que se esperaba”.

También ha contado que no ha sido una decisión fácil, ni ha estado influenciada por nadie, y que sopesó “la posibilidad de dimitir”, pero que tiene un compromiso hasta mayo de 2019 y que va a estar a hasta el final trabajando por su pueblo.

NO SE DABA “POR ALUNIDADA”

La alcaldesa, finalmente ha manifestado que no se ha dado por aludida “de todas las palabras que se han dicho” y afirma “alto y claro” que se han contado “verdades a medias”. Ha explicado como en una reunión que mantuvieron el 24 de octubre se le entregó una carta en la cual “directamente venía escrita” su dimisión.

“Se me entregó ya redactada para que sólo la firmara, porque el PP de Torralba iba a seguir gobernando sólo si me marchaba”, ha añadido. Una misiva, ha declarado, en la que agradecía a los vecinos los tres años y medio de confianza pero que debido a motivos laborales debía dimitir. “Me iré, pero con la cabeza alta”, ha espetado y ha alegado que no iba a firmar una carta que no decía la verdad.

Le ha recriminado a García-Villaracos su falta de compromiso frente a sus compañeros en la misma situación laboral y ha explicado como el primer año si acudía continuamente al Ayuntamiento, pero que después manifestó que él era “concejal de procesiones”.

EL GRUPO PIDE UN PLENO EXTRAORDINARIO

La portavoz del grupo Socialista, , ha lamentado la situación y ha pedido que se celebre un pleno extraordinario para que se den las oportunas explicaciones, porque “es un tema grave porque se trata de la mayor crisis que ha tenido este Ayuntamiento”.