Coincidiendo con la semana en que se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad que se celebrará el próximo sábado 3 de diciembre, presentó el estudio promovido por Cocemfe y “Discapacidad, Integración y el Papel de las TIC”, resultado de una encuesta realizada a una muestra de 1.039 personas sobre el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación y la mejora de las condiciones de vida del colectivo de personas con discapacidad.

En este sentido, Eloy Sánchez de la Nieta daba la bienvenida a más de medio centenar de personas con diferentes tipos de discapacidad que se congregaron en el hotel ciudadrealeño ‘Alfonso X’ para escuchar las conclusiones de este informe ligado e impulsado por el Observatorio de la .

Acompañándolo en la presentación se encontraba , presidenta de Cocemfe Barcelona; , director general de España y la socióloga del Observatorio . A nivel institucional estuvieron presentes, Prado Zúñiga, directora provincial de Bienestar Social, personal técnico de urbanismo del Ayuntamiento de Ciudad Real y los concejales por el , Javier Eneraldo y .

El presidente de Cocemfe Ciudad Real recalcaba que todo lo que tiene que ver con las nuevas tecnologías interesa al colectivo de personas con discapacidad porque, en numerosas ocasiones, vienen a suplir las limitaciones funcionales que se pueden parecer. Además, Sánchez de la Nieta anunció la posibilidad de realizarlo en comunidades como Castilla-La Mancha, “donde la población es más rural y los resultados pueden aportar vías de trabajo diferentes”.

Discriminación múltiple

Por su parte, Pilar Díaz, presidenta de Cocemfe Barcelona, remarcaba la discriminación múltiple que sufren las mujeres con discapacidad, haciendo referencia a diferentes datos relativos al envejecimiento de la población, el nivel de renta y de estudios. “Si tenemos en cuenta la variable del envejecimiento de la población con discapacidad, el 50% tiene más de 55 años, a partir de los 75 años de cada 5 personas con discapacidad, 3 son mujeres y su poder adquisitivo es muy bajo.En cuanto al nivel de pobreza, las mujeres con discapacidad tienen un 15,7% de riesgo de pobreza absoluta y la media de la población es del 9%”, manifestaba. “Si hablamos del nivel formativo de las mujeres con discapacidad en edad laboral, se puede decir que el 6,9% son mujeres que no saben leer, ni escribir y el 53% tienen solo educación primaria, en cambio contrastan los datos en estudios superiores, como son diplomaturas o licenciaturas donde solo el 12% de las mujeres con discapacidad tenemos carreras universitarias frente a las mujeres en general que es el 30%”, argumentaba.

Con todos estos datos, la máxima representante de Cocemfe Barcelona quiso poner de manifiesto una realidad palpable sobre la discriminación múltiple que sufre este grupo poblacional del colectivo de la discapacidad. “Estos datos son la prueba evidente y científica que ratifica nuestras afirmaciones sobre la discriminación múltiple de las mujeres con discapacidad. Hay que asumir que estos datos son una realidad para que podamos seguir trabajando para eliminar esa breza entre mujeres con discapacidad y colectivo de las discapacidad en general y sobre todo con las mujeres sin ningún tipo de discapacidad”, sentenciaba.

Santiago Moreno recordaba que la tecnología es una herramienta beneficiosa para las personas con discapacidad, en cuyo uso hay que seguir avanzando, y justificaba la necesidad de este tipo de estudios para tener una idea sobre cómo son utilizadas en la actualidad las tecnologías de la información y la comunicación. “El estudio se ha realizado en Cataluña, pero pone de manifiesto cómo las personas con discapacidad física, sensorial e intelectual van ganando en autonomía con el uso de las tecnologías de información y la comunicación”, subrayaba aunque incidiendo que aún hay que desarrollar herramientas más útiles. El uso de las tecnologías entre las personas con discapacidad está por debajo de la media nacional, aunque la tendencia es “buena”, matizaba Moreno, ya que cada vez más, y en concreto las personas mayores con discapacidad, aprovechan la tecnología para mejorar sus condiciones de vida. “Hay que hacer un esfuerzo enorme para que el uso no esté por debajo de la media nacional, ya que dos de cada tres personas con alguna discapacidad física creen que las tecnologías ayudan o pueden ayudar a la mejora de su bienestar”.

Casi un 70 por ciento de las personas se conecta con alguna frecuencia a internet, de las cuales más de la mitad utiliza la red para comunicarse o relacionarse con otras personas, y, además, el 60 por ciento dispone de un teléfono móvil inteligente.

El estudio también señala que los usuarios reclaman que el acceso a las tecnologías sea más barato, promover cursos de formación y aprendizaje y que las páginas web sean accesibles. La socióloga del Observatorio de la Discapacidad Física, Montserrat Fernández reiteraba que la edad y el nivel de ingresos influyen en el acceso a las nuevas tecnologías, así como el tipo de discapacidad. En este sentido ejemplificaba como las personas con discapacidad auditiva tienen mayores índices de acceso a Internet o un ordenador portátil que las que sufren discapacidad visual o en la movilidad. La tecnología cuyo uso por parte de las personas con discapacidad se acerca más a la media nacional es el teléfono móvil.

Con estos datos se quiso poner sobre relieve que el Observatorio quiere ser una herramienta al servicio de las personas con discapacidad principalmente, pero de la sociedad en general, “ya que nos ayuda a poner de manifiesto la realidad, para así poner el foco de las políticas en aquellas brechas más importantes como en educación, en el nivel de renta y la discriminación múltiple en este caso de las mujeres con discapacidad y el uso de las nuevas tecnologías y la brecha digital que existe entre la población con discapacidad y sin discapacidad”, concluía nuevamente Pilar Díaz.

28 millones para tecnología aplicada a la salud

Por su parte, la directora provincial de Bienestar Social, Prado Zúñiga, quien puso en valor la labor que realiza Cocemfe Ciudad Real y Fundación Vodafone, comentaba a los medios de comunicación congregados que no se concibe una sociedad sin investigación y avances tecnológicos y que así se entiende desde la Administración regional. En este sentido recordaba el compromiso por parte del presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de destinar 28 millones de euros para “recomponer” el avance tecnológico en los servicios de salud de la región. Asimismo, resaltaba la introducción de las clausulas sociales en las licitaciones públicas a nivel regional o el aumento de 96 plazas en residencias para personas con discapacidad.

La con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE ORETANIA CIUDAD REAL) es una Organización no Gubernamental sin ánimo de lucro que se constituyó en febrero de 1991. Su objetivo es aglutinar, fortalecer, formar y coordinar los esfuerzos y actividades de las entidades provinciales que trabajan a favor de las personas con discapacidad física y orgánica para defender sus derechos y mejorar su calidad de vida. La Entidad congrega a asociaciones de carácter provincial, comarcal y local distribuidas en toda la provincia ciudadrealeña.