Asimismo, el proyecto busca el fortalecimiento de las capacidades de los municipios jordanos para mejorar la sostenibilidad financiera en la provisión de servicios a los ciudadanos, como consecuencia del impacto de los refugiados sirios y sus comunidades de acogida, según ha informado el Consorcio RSU en nota de prensa.

Mafraq se encuentra en el norte de Jordania, a menos de 20 kilómetros de la frontera con Siria y su población es de aproximadamente 200.000 habitantes, de los cuales 80.000 son de nacionalidad jordana y el resto son refugiados sirios.

QUDRA es un proyecto multilateral, financiado por , liderado por la alemana GIZ, y con la participación de la y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAP), en colaboración con la para el Desarrollo (AECID), para desarrollar ciertas actuaciones en Jordania en el marco de la cooperación europea de ayuda a los refugiados sirios.

El área de actuación de la parte española pretende desarrollar un plan de mejora de la eficiencia y gestión de los entes locales, que permita una mayor eficacia en la prestación de servicios y optimización de los recursos de la administración local jordana, para así reducir el impacto que ha supuesto el acogimiento de los refugiados sirios desplazados por la guerra en ese país.

Más en concreto el objetivo de las entidades españolas dentro del proyecto QUDRA es asesorar a los responsables municipales de los municipios jordanos de Mafraq, Sarhan y Ramtha, para implementar proyectos de mejora en los servicios municipales.

En el caso de Mafraq, la asistencia técnica que se ha prestado ha consistido en mejorar la gestión y la eficiencia de la limpieza viaria y la recogida y tratamiento de los residuos, con lo que se ha pretendido mejorar la gestión del servicio, desde el punto de vista de la eficacia y eficiencia; así como la mejora de la gestión efectiva del servicio y que así sea percibida por la ciudadanía, conociendo la opinión de la misma.