En quince minutos de duración, este proyecto narra la historia de un padre y su hija que viven en un futuro en el que la humanidad ha quedado casi erradicada, y en el que deben sobrevivir. Cuenta con la participación de , actriz que aparecía en la serie televisiva ‘El internado’ y Esteban Balbi, entre otros.

El proyecto lleva dos años gestándose, según el productor . “Ha sido una etapa muy larga”, con la que se ha querido dar “un salto de calidad en cuanto al resultado final” al contar con un bajo presupuesto, algo que dificulta la competición en los circuitos profesionales de cine, pero que se ha realizado con la más firme intención de implementarla en cuanto a calidad técnica y artística que permita entrar “con seguridad” en los certámenes y festivales cinematográficos.

“Con este proyecto hemos querido dar un salto ambicioso y realizar un cortometraje que, en calidad artística y técnica, permita dar este gran paso que en el mundo del cine es muy difícil”, ha manifestado David Barco, uno de los productores de la grabación junto a Jaime Jimeno.

Para poder alcanzar esta meta, se ha contado con un equipo técnico “de lujo”, ya que se consiguió que diversas entidades colaboraran con este proyecto como la Diputación Provincial de Ciudad Real, el alcazareño, el Ayuntamiento de la localidad así como la empresa de alquiler de equipos cinematográficos profesionales ‘EPC Panavisión’.

Gracias a esta última colaboración, el cortometraje se ha podido grabar con una cámara ‘Arri Amira’ con la que “se graban las películas de Hollywood”, ha subrayado Barco, destacando que “ha sido una gran oportunidad que creemos que vamos a aprovechar al cien por cien”.

LOCALIZACIONES

El cortometraje fue rodado el pasado mes de julio utilizando para ello diferentes localizaciones castellano-manchegas como o las afueras de Alcázar de San Juan en la carretera de Manzanares. Un escenario que García ha valorado como ideal, ya que “en verano, Castilla-La Mancha tiene un aspecto de muerte, de desolación”, que el director ha considerado como “estético”.

“Me interesaba captarlo y crear una historia que se adecuara a ella”, ha asegurado. En palabras de García, captar los campos de Castilla-La Mancha y su zona de tonos ocres era “muy importante”. Según ha definido el escritor y director del corto, “la historia habla de bastantes cosas, es una reinvención de las historias clásicas de princesas, castillos, dragones”, y sin embargo, aunque pueda parecer lo contrario, “habla sobre todo de la madurez”.

García, director del corto que ha considerado como su ‘ópera prima’, ha manifestado que esta idea llevaba en su cabeza “desde hace más de dos años”, reconociendo que ha sido complicado plasmarla ya que en su opinión, “tenía grandes pretensiones” y que se ha tratado con “el mayor respeto posible” esperando que la mayor parte de las personas se sientan algo identificadas y que deje un buen sabor de boca a todo el que la vea”.

ha ingresado recientemente en la Asociación Rosebud teniendo “la gran oportunidad de trabajar con estos compañeros maravillosos en este gran proyecto” que se estrenará el 19 de mayo en el Teatro Auditorio Municipal de Alcázar de San Juan a las 21.00 horas.

Ha aprovechado la ocasión para realizar un llamamiento general para que “todo el mundo venga a nuestra gala y vea el estreno de nuestro cortometraje” para el que han contado con la ayuda y colaboración del Patronato de Cultura de la localidad y del La Mancha, entre otros, “teniendo la suerte y la ilusión” de que asistan nuestros “maravillosos protagonistas” a este estreno.