La presidenta de Castilla-La Mancha, , ha manifestado el compromiso del Ejecutivo regional por seguir garantizando los servicios sociales básicos a todos los ciudadanos “tengan la condición y capacidades que tengan” porque, según ha señalado, “lo más importante son las personas”.

Durante la inauguración de los nuevos pisos para personas con discapacidad de la Asociación de padres, familiares y profesionales relacionados con la atención a personas con discapacidad intelectual Fuensanta de Ciudad Real, Cospedal ha reivindicado el derecho de todos los ciudadanos “a disfrutar de una vida digna, que es el derecho que tiene todo ser humano”.

En este sentido, la presidenta ha afirmado que pese a los momentos de dificultad económica como el que estamos atravesando, “no nos podemos olvidar de los que más necesitan de nosotros”. Por ello, ha recordado que el Gobierno regional “no ha quitado ni una plaza residencial para personas con algún tipo de discapacidad, sino que las ha aumentado”.

Asimismo, durante su intervención, la presidenta de Castilla-La Mancha ha agradecido el esfuerzo de las familias de los miembros de este centro por trabajar para que sus hijos tengan las mismas posibilidades y derechos que

el resto de ciudadanos de la región, al tiempo que ha elogiado a todas las personas con capacidades distintas porque “de ellos aprendemos mucho todos los días”.

“Sabéis dar amor más desinteresado, sois más cariñosos, tenéis más en cuenta a los que tienen más dificultades, a los niños y a los que padecen problemas físicos”, ha destacado Cospedal, quien les ha dado las gracias por ser un “ejemplo”.

La presidenta también ha señalado que, con la puesta en marcha de estos pisos tutelados, hoy se celebra un acontecimiento muy importante para Ciudad Real “porque hay una parte de ciudadanos que se sienten más satisfechos, que van a poder integrarse en la vida laboral y también en el ocio o compartir con sus compañeros de manera distinta a como lo hacían hasta ahora”, ha concluido.