El senador ha denunciado que la subida del diesel y de la cuota de autónomos que plantea el PSOE será “fatal” para miles de agricultores de la provincia de Ciudad Real.

Según ha explicado en rueda de prensa, los cerca de 12.000 agricultores autónomos que hay en la provincia de Ciudad Real sufrirán un “doble mazazo” que podría llevarles a la ruina.

Así, ha explicado que, cada mañana que un agricultor o ganadero sale de su casa a producir, le cuesta un 60% más que hace un año, pero los productos que aporta a la cadena de valorar se mantiene, con lo que estas actividades se hacen insostenibles y se pone en peligro la forma de vida de muchas familias de entornos rurales que, en muchos casos, están tremendamente afectados por el fenómeno de la despoblación.

Está convencido de que el incremento del precio del gasóleo está incidiendo y va a incidir en la rentabilidad de los productos agrarios, ganaderos y forestales, así como en el precio de fertilizantes, herbicidas, plásticos o grasas de mantenimiento imprescindibles para el desarrollo de estas actividades.

Cotillas, que es portavoz del PP en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del , ha indicado que su grupo ha presentado una moción para instar al Gobierno a crear una mesa de trabajo y adoptar medidas extraordinarias y urgentes hasta que los precios vuelvan a la normalidad, con lo que frenar un grave revés para el sector.

Por otro lado, Cotillas ha señalado que los agricultores autónomos tendrán que afrontar, además, la subida del SMI respecto de la base mínima de cotización del prevista en el acuerdo de presupuestos firmado con Podemos, lo que les supondrá un desembolso de miles de euros extras al año, lo que es difícilmente afrontable en muchos casos. El Grupo Popular en el Senado insta al Gobierno a garantizar, previo acuerdo con las organizaciones de autónomos más representativas, que se desvincule de la subida prevista en el acuerdo de presupuestos, que se apruebe una cuota reducida para los autónomos cuyos ingresos no excedan del SMI en cómputo anual, que se mantengan las tarifas planas así como las bonificaciones y reducciones en la cotización de los autónomos previstas en la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo.

A estos dos “importantes reveses” hay que añadir que los agricultores de la provincia de Ciudad Real está sufriendo, además, las consecuencias de las “nefastas” políticas agrarias del Gobierno de Page y sus impagos como la incorporación de jóvenes, los planes de mejora, las ayudas a cooperativas e industrias agroalimentarias, ayudas a los profesionales ecológicos, al sector apícola, al sector porcino y equino, con las organizaciones agrarias, inversiones en modernización y transformación de regadíos, ayudas a la formación agraria o los pagos compensatorios en zonas ZEPA, entre otros.