En declaraciones a los medios tras registrar la renuncia, el a partir de ahora concejal no adscrito del Ayuntamiento de Ciudad Real ha lamentado que el que hasta ahora era su partido “haya preferido que en sus filas a una persona con poca implicación en sus cargos”, si bien ha considerado que a partir de ahora podrá defender los intereses de todos los ciudadrealeños “con más ahínco y con más ilusión”.

Fernández ha arremetido contra Ciudadanos y ha asegurado que “ética y moralmente” no es el adecuado para exigirle el acta de concejal en virtud del compromiso ético que el ex edil firmó con su partido antes de las elecciones. “No tendrán la caradura de decírmelo a mí personalmente cuando se quedan con personas que no han hecho ningún tipo de trabajo por este Ayuntamiento. Yo en absoluto voy a dimitir sino que, por el contrario, voy a trabajar con más ahínco y a vigilar que mi hasta hoy compañero también lo haga”.

Sobre la posibilidad de que Cs pudiera iniciar acciones legales por el incumplimiento del contrato sobre compromiso ético que Pedro Fernández firmó al convertirse en candidato, se ha mostrado convencido de que no harán nada.

“Son personas que hablan muy bien, que tienen una gran oratoria, pero le quitas eso y por dentro no tienen absolutamente nada. Por eso no creo que tomen ningún tipo de acción y, si lo hacen, el abogado me saldrá gratis porque yo lo soy”, ha concluido.