El alcalde de Valdepeñas, , hará entrega de la Medalla de Oro de la exposición al cántabro , artista ganador de esta edición por su pintura ‘Las estancias del capitán’, que se impuso a las 279 obras que este año se han presentado al certamen de 214 artistas de nueve nacionalidades diferentes, según ha informado en nota de prensa el Ayuntamiento de Valdepeñas.

La pintura ganadora, que muestra una escena de una habitación fundida sobre el silencio de un paisaje, se expondrá junto a otras 75 obras seleccionadas, de las cuales 50 son pinturas y 25 esculturas.

De las obras presentadas el jurado también ha decidido adquirir para la colección del Museo Municipal de Valdepeñas las pinturas ‘Mare Nostrum II’ de ; ‘Los Hábitos’ de ; la obra titulada ‘Roca’ de ; ‘Espejo Bosque’ de , y ‘Procesador B-200’ de .

Por otro lado, también ha decidido adquirir las esculturas ‘Enroscada área’ de Diego Canogar y ‘Quietud’ de Álvaro de Matías. Además, el jurado ha querido adquirir para la colección de la Diputación de Ciudad Real la pintura denominada ‘Little nemo in secoland’ de Óscar Seco.

Las piezas formarán parte de los fondos de la pinacoteca municipal, donde también se encuentran otras “valiosas” obras de arte de autores como , , Pancho Cossío, , , , , así como de , , , o , entre otros.

EL CERTAMEN MÁS ANTIGUO DEL PAÍS

La Exposición Internacional de Artes Plásticas de Valdepeñas nace en 1940 de la mano de un grupo de entusiastas del arte de la localidad, lo que la sitúa como la decana de cuantos convocatorias se celebran en nuestro país.

En un principio se denominó ‘Exposición de Arte de Valdepeñas’, hasta que en 1953 pasa a denominarse ‘Exposición Manchega de Artes Plásticas’. Entre ambas, en el periodo de 1945 a 1952, tuvo carácter provincial y, en 1961, nacional. Más tarde En 1968 amplía su dotación económica y pasa a denominarse ‘I Certamen y Salón Nacional del Movimiento’, ‘Octavo Premio Valdepeñas’ y ‘XXIX Exposición Manchega de Artes Plásticas’.

Tras el éxito de la edición de 1940, al año siguiente se le dota ya con unos premios de carácter simbólico. La dotación de premios empieza a incrementarse con el patrocinio de la Jefatura Provincial del Movimiento, aunque va a ser a partir de 1953 cuando se aumente, pasando a ser el Molino de Oro de 25.000 pesetas y el de Plata de 10.000 pesetas.

En 1974, pasa a denominarse ‘Exposición Nacional de Artes Plásticas de Valdepeñas’, y se instituye como primer premio la Primera Medalla de la Exposición. Será cuando ésta tenga una dotación económica considerable, que en un principio es de un millón de pesetas, hasta el año 1989, cuando pasa a ser de dos millones. Finalmente, a fecha de hoy es la más antigua del país.