La organización agraria lamenta que finalmente se haya optado por esta opción en lugar de acometer un trasvase desde la cabecera del Tajo, hasta la Tubería Manchega, a través del acueducto Tajo-Segura, ha informado la asociación en nota de prensa.

Esta entidad recuerda que las infraestructuras para llevar a cabo ese trasvase existen, “y se encuentran en buen estado operativo, además de disponer en cabecera de recursos hídricos suficientes para derivar unos 20 hectómetros cúbicos de agua a Las Tablas”.

Advierte que la fecha para la puesta en marcha de esta medida no es la más aconsejable, puesto que el encharcamiento máximo previsto se producirá en los meses de primavera, fechas en las cuales la evapotranspiración será máxima.

Además, la utilización del recurso subterráneo para los fines perseguidos “propiciará una depresión del nivel freático en el entorno de estos pozos de emergencia, lo que es difícilmente justificable”.