Durante dos días -15 y 16 de junio- 186 nadadores y nadadoras de diferentes clubes de la región disfrutaron en Alcázar de San Juan –junto a sus familias y voluntarios- del 18º Campeonato de Natación de Verano de FECAM.

La alcaldesa de la ciudad, , acompañada por la Delegada de la Junta en la provincia de Ciudad Real, y el concejal de Deportes alcazareño, ; clausuraron esta jornada deportiva y entregaron las medallas a los participantes.

La ciudad de Alcázar de San Juan se ha convertido en la sede de este campeonato y de otras competiciones de FECAM, un hecho que la primera edil puso en valor, agradeciendo la confianza de la federación en las instalaciones alcazareñas. “Este campeonato de natación ha cumplido su mayoría de edad en Alcázar y para nosotros es un orgullo recibir a estos deportistas que dan vida y alegría a nuestra piscina. Esperamos que hayan disfrutado tanto que pidan seguir viniendo aquí en próximas ediciones”. La alcaldesa alcazareña puso también de relevancia la “lección de vida que los deportistas de FECAM siempre nos enseñan; que no es otra que saber priorizar las cosas importantes y disfrutar de la vida”.

A este respecto, la Delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, aseguró que “siempre que acompaño a estos deportistas salgo enriquecida”. Destacó la labor por la “integración real” que realiza FECAM a través del deporte y puso en valor el crecimiento que ha experimentado esta federación en los últimos años, tanto en variedad de disciplinas deportivas como en número de deportistas, “algunos de ellos de gran nivel”. También ratificó el compromiso de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha para seguir apoyando a FECAM.

, presidente de FECAM, destacó lo que tiene de especial el Campeonato de Natación de Verano, en la mitad de la temporada deportiva y antes de las vacaciones de verano. “Es especial porque empezó como algo muy pequeño y ha crecido hasta convertirse en el campeonato regional con mayor número de deportistas de los nueve que organizamos. Pero también es especial porque las familias lo disfrutan mucho y se viven unos días de convivencia”. El crecimiento de este campeonato hace que desde la federación se planteen ampliar los días de estancia en Alcázar, con dos noches de hotel.

Molina destacó la evolución que ha experimentado la sociedad con respecto a estos deportistas “con mayúsculas y sin más adjetivos”, gracias al esfuerzo que desarrollan, compitiendo en clubes federados, superando sus marcas y “ganándose a pulso los triunfos que consiguen. La mentalidad de Castilla La Mancha ha cambiado mucho respecto a la discapacidad y el deporte ha tenido mucho que ver”.