El teniente de alcalde de Obras y Urbanismo, , ha visitado este lunes los trabajos de ejecución que se están llevando a cabo en el terreno ubicado junto a la Residencia de Mayores Nuestra Señora de Consolación, en una extensión de 6.500 metros cuadrados.

Una visita en la que ha recordado que el proyecto comenzó con una primera fase de desbroce y movimiento de tierras para lograr la fisonomía del futuro velódromo, para lo que se invirtió 329.000 euros a través del Plan de Obras de la Diputación, para lo que el Consistorio aportó 50.000 euros, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

La segunda fase de las obras está en plena ejecución. “Ahora mismo están construyendo una rampa de acceso al interior del velódromo de tal forma que cuando estén los ciclistas se pueda pasar al interior del velódromo sin atravesar la pista, que es bastante complejo”, ha señalado Alcorocho, precisando que “esta fase de la rampa de acceso de 14 metros de profundidad y hormigonar parte del velódromo es la segunda fase, que son otros 279.000 euros del Plan de Obras de la Diputación”.

Se trata de una gran infraestructura deportiva con cuenta con un largo periodo de ejecución, al que le quedan dos años más de obras para ver concluido este proyecto. Manuel Martínez López Alcorocho ha reseñado que “se hizo adecuándolo para poder albergar competiciones homologadas, y las obras no solo consisten en hacer la pista sino unos vestuarios y unas instalaciones acordes de lo que será el velódromo porque va a ser una infraestructura muy importante para Valdepeñas, porque a su vez, en el interior del velódromo, también habrá pistas utilizables de tenis y baloncesto, por lo que es una obra bastante compleja”.

El proyecto se completa con la urbanización perimetral de la infraestructura deportiva para lo que se ha invertido más de 300.000 euros en la creación de nuevos viales y una rotonda de acceso.