La investigación se inició hace aproximadamente un año como consecuencia de varias aprehensiones de droga de hachís llevadas a cabo en Autovía A-4 (-Andalucía), en la que se realizó una primera intervención de 10 fardos con un peso de 350 kilogramos de hachís. En ese momento se llevó a cabo la primera detención de una de las personas integrantes de la que más adelante se desarticularía, ha informado en nota de prensa la Benemérita.

Llevadas a cabo las primeras gestiones, se pudo determinar la identidad de algunas de las personas que podrían estar relacionadas con el transporte de la droga aprehendida, así como la localización de un vehículo que pudiera haber sido utilizado como lanzadera para dar seguridad a estos transportes y advertir de la presencia de controles policiales.

De esta manera y con la finalidad de continuar con la investigación se abrió la Operación Policial denominada Jairial, que se dividió en dos fases.

FASE I OPERACIÓN ‘JAIRIAL’

En una primera fase de la investigación, se averiguó la identidad de las personas que viajaban en el vehículo localizado en un primer momento y que actuaba de lanzadera. Los agentes pudieron conocer que los ocupantes del mismo residían en la localidad de (Cádiz).

Una vez obtenidos datos sobre las personas investigadas, los cuales ya tenían antecedentes anteriores por tráfico de drogas, se iniciaron seguimientos y vigilancias sobre los mismos en una segunda fase de investigación, mediante la que se pudo comprobar que transportaban la droga desde la provincia de Cádiz hasta otras ciudades del territorio nacional donde la vendían a diferentes narcotraficantes, así como la intención de adquirir otros vehículos y nuevos contactos a cambio de pagos en droga y dinero para continuar con su actividad delictiva.

EXPLOTACIÓN DE LA OPERACIÓN

Tras reunir las pruebas e indicios suficientes que permitieron corroborar que las personas investigadas estaban relacionadas con el tráfico continuado a gran escala de droga, se practicaron dos registros domiciliarios a instancia de la competente, uno en la localidad de Algeciras (Cádiz) y otro en la localidad de Los Barrios (Cádiz).

Esta explotación permitió la detención de tres personas y la aprehensión de 2.000 gramos de hachís, distribuidos en placas junto con la cantidad de 6.190 euros en metálico.

De esta manera la operación se ha saldado con un total de cuatro detenidos y dos investigados por los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y falsedad documental.

MODUS OPERANDI

El ‘modus operandi’ empleado por esta Organización Criminal, liderada de manera jerárquica por una persona y ramificada con otros compatriotas suyos, consistía en organizar diferentes transportes de droga con origen en la provincia de Cádiz para su posterior distribución a otras ciudades del territorio nacional.

De esta manera un vehículo transportaba la droga y otro vehículo hacía de lanzadera de seguridad para poder avisar de posibles controles policiales hasta llegar a su destino final.

Los detenidos junto con las diligencias instruidas y la droga intervenida, han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de (Ciudad Real), quedando las personas detenidas a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Algeciras (Cádiz), decretándose el ingreso en prisión de los dos principales responsables de esta Organización desarticulada.