Las investigaciones, iniciadas hace aproximadamente ocho meses, por parte del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ciudad Real, comenzaron como consecuencia de la denuncia formulada por un ciudadano que había sido víctima de un delito de estafa a través de Internet, además de haberle usurpado su identidad para cometer delitos similares, consistentes en la venta de terminales móviles a través de diferentes páginas web y darse de alta en compañías de telefonía y adquirir líneas de teléfono, terminales y otros productos a nombre del denunciante.

MODUS OPERANDI

Por parte de varias personas de la organización, publicaban un anuncio de venta de un terminal móvil de alta gama con múltiples prestaciones, en diferentes portales de Internet. Para llamar la atención de las víctimas, le daban al terminal un precio de venta asequible, por debajo del precio de mercado. De esta manera, varias personas se interesaban por el anuncio y tras conversar con ellas y ganarse su confianza, los autores les remitían una imagen de un DNI, el cual no pertenecía a ellos, lo que daba confianza al comprador y hacía que igualmente éste les enviase una imagen de su propio DNI.

Finalmente y una vez el comprador esperaba recibir su terminal ya que había realizado parte o la totalidad del ingreso sobre la transacción, no lo recibía nunca. Los ingresos que realizaban las víctimas iban destinados a números de cuentas bancarias que no pertenecían a los verdaderos autores de la estafa, sino que existían titulares de cuentas que actuaban como intermediarios, los cuales se quedaban con una comisión de la operación y el resto lo ingresaban en las cuentas de los verdaderos autores de la estafa.

El siguiente paso a seguir por parte de los autores de la estafa era obtener los datos de filiación de las víctimas y con ellos realizar una nueva publicación en Internet para seguir estafando a más personas de la forma que se ha detallado con anterioridad, cometiendo entonces otro delito, el de usurpación de identidad, gracias a las imágenes de los DNI que habían obtenido en la compra-venta del móvil.

Por otro lado y dado que cada vez tenían más documentaciones de las personas a las que habían estafado, contrataban líneas con compañías de telefonía móvil a nombre de las víctimas y así se beneficiaban de más servicios.

La operación se ha desarrollado en distintos puntos de la geografía española como Ciudad Real, , y .

Por este motivo los investigadores de la Guardia Civil recabaron todos los posibles datos junto con las denuncias de los hechos delictivos relacionadas con las investigaciones, que les permitieron localizar a los presuntos autores.

DETENIDOS

De esta forma fueron detenidos D.D.T., de 25 años de edad, S.D.T., de 21 años de edad, M.L.F.E., de 19 años de edad, J.G.S.P., de 27 años de edad, todos ellos vecinos de la localidad de Bolaños de Calatrava y L.S.A.C., de 28 años de edad y vecina de Zaragoza.

Por su lado, fueron investigados A.D.D., de 53 años de edad, D.Y.M.D., de 21 años de edad, vecinas de la localidad de Valencia.Y.N.C., de 37 años de edad y vecino de la localidad de Ciempozuelos, D.F.S.P., de 52 años de edad y sin poder concretar dato actual sobre su paradero.

Las diligencias instruidas, junto con los detenidos, han sido entregadas en el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número 1 de Ciudad Real.