Los hechos sucedieron hace unos días, dentro del Centro penitenciario de Herrera de la Mancha, con motivo de la prestación de un servicio para el control preventivo de entrada de sustancias estupefacientes en los centros penitenciarios, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

En ese momento, identificaron a una mujer vecina de , que tras pasar el arco de acceso y una vez dentro, el guía del servicio cinológico en compañía de su perro adiestrado para la búsqueda de este tipo de sustancias estupefacientes, marcó a esta persona como presunta portadora de drogas.

Tras proceder por parte de los funcionarios de prisiones a un cacheo exhaustivo, se le encontró una bolsa en el interior de sus genitales femeninos que contenía hachís, cocaína y heroína, por lo que se procedió a la detención de esta persona, como presunta autora de un delito contra la salud pública.

En total, se aprehendió la cantidad 11 gramos de hachís, así como siete papelinas de cocaína y heroína. La detenida, junto con las diligencias instruidas y la droga intervenida, han sido puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de guardia de (Ciudad Real).