También en Tomelloso (Ciudad Real), en el curso de la misma operación, ha sido arrestada una tercera persona, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

En todo el Estado, la Policía Nacional ha recibido durante el último año un total de 2.349 comunicaciones que han permitido desarrollar 497 operaciones contra la de seres humanos, cuyo resultado ha sido la liberación de 387 víctimas y la detención e investigación de 1.039 personas.

Coincidiendo con este 18 de octubre, Día Europeo contra la Trata, la Policía ha ofrecido un balance de sus actuaciones contra este delito. En el último año ha recibido 932 llamadas en el teléfono 900105090 y 1.417 correos electrónicos en la dirección trata@policia.es, lo que supone más de seis informaciones diarias a través de estos canales de comunicación anónimos y confidenciales.

En una de las últimas operaciones policiales, los agentes arrestaron a los tres miembros de una organización dedicada a la explotación sexual de mujeres en Bilbao y Tomelloso (Ciudad Real) y se liberó a una de ellas en la capital vizcaína.

En concreto, dos mujeres, una de nacionalidad colombiana y otra española, fueron detenidas en la ciudad vasca y la otra persona en Tomelloso. El piso en el que se realizaba la explotación estaba ubicado en la zona del Ensanche en Bilbao.

Los arrestados captaban a las víctimas, principalmente mujerescolombianas y venezolanas, en sus países de origen y, posteriormente, las trasladaban a prostíbulos distribuidos por diferentes ciudades del territorio nacional. Además, una de las víctimas fue presuntamente agredida sexualmente por el responsable del club donde ejercía la prostitución. La operación, desarrollada hace unas semanas, ha concluido con la entrada y registro en dos clubes situados en Bilbao y Tomelloso.

DEUDA DE 10.000 EUROS

La investigación tuvo su origen en la denuncia realizada por una víctima en el País Vasco, que afirmó haber sido víctima de un episodio de trata de seres humanos con fines de explotación sexual en Bilbao y Tomelloso. Tras diversas gestiones, los policías comprobaron que el líder de la organización se dedicaba a captar mujeres de Colombia y Venezuela, gracias a los contactos que mantenía en la ciudad de Pereira (Colombia).

Estos contactos se encargaban de preparar todo lo necesario para el viaje de las mujeres. Una vez en España, las mujeres eran recibidas por personal a las órdenes de la organización, quien las trasladaba a los prostíbulos donde eran informadas de que habían adquirido una deuda de 10.000 euros por el hecho de haber aceptado venir a España.

Las víctimas debían devolver ese dinero con el ejercicio de la prostitución en diferentes prostíbulos, distribuidos en diferentes ciudades del territorio nacional con los que el líder de la organización estaba en connivencia.

En el operativo organizado por la Policía, además de las tres detenciones practicadas y de una víctima liberada, los agentes también intervinieron 710 euros, diverso material destinado a la distribución de sustancias estupefacientes y varios cuadernos con anotaciones contables de las actividades delictivas.

La Policía Nacional ha recordado que en 2013 se estableció el Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual. En este contexto, se creó una unidad especializada en esta materia, la contra la Trata de Seres Humanos adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional.

Asimismo, la Policía Nacional creó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo electrónico trata@policia.es, canales de comunicación con el ciudadano que pretenden facilitar la colaboración ciudadana, pudiendo realizar la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos. La llamada no queda reflejada en la factura.