El suceso se produjo este lunes sobre las 17.35 horas, y hasta el lugar se desplazaron efectivos de la y la Guardia Civil tras haber recibido una llamada telefónica que alertaba de un robo en su interior. La dependienta pudo escapar sin sufrir daños, mientras el ladrón atrapaba el botín.

Dos coches de patrulla de la acudieron a la llamada con agentes provistos de chalecos antibalas, ya que un principio se pensaba que el atracador todavía se encontraba dentro y armado, según ha informado la Jefatura de Policía.

Una vez comprobado que el ladrón no estaba ya en la farmacia, los agentes municipales iniciaron un dispositivo de búsqueda del sospechoso, previa descripción del mismo por parte de la trabajadora de la farmacia, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Durante la tarde, se detuvo a este sospechoso, que fue trasladado al cuartel de la Guardia Civil, donde ya quedó a disposición judicial.