Las investigaciones comenzaron a finales del pasado mes de julio después de que se denunciara el primero de los robos, ocurrido en un local dedicado a la reparación de calzado, cuya luna fue fracturada con una tapa de alcantarilla, siendo sustraída la caja registradora con dinero en efectivo y varios mandos a distancia.

robo tuvo lugar semanas después en un establecimiento de hostelería, al cual se accedió previo forzamiento de la persiana metálica y de la puerta principal, siendo sustraídos más de 2.000 euros en efectivo que se encontraban depositados en las máquinas de tabaco y tragaperras, así como varios equipos electrónicos, botellas de licor y décimos de lotería, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Las pesquisas de los agentes condujeron a la identificación, localización y detención del autor de los hechos, resultando ser un varón de nacionalidad española que, días después, fue nuevamente detenido en Ciudad Real, en este caso por un robo con violencia en una céntrica calle de la ciudad, cometido mediante el procedimiento del tirón.