En nota de prensa, la Guardia Civil ha informado de que las investigaciones se iniciaron hace aproximadamente un mes, a raíz de los servicios relacionados con el Plan de prevención e investigación de los delitos contra el patrimonio en la provincia de Ciudad Real.

Los agentes detectaron un vehículo sospechoso en las inmediaciones de varias casas de campo. Los guardias civiles descubrieron que el turismo se encontraba sustraído y denunciado en Alicante, por lo que continuaron con las averiguaciones para comprobar si ese vehículo pudiera estar implicado en los robos que se estaban cometiendo en la zona de Tomelloso y alrededores, y poder así esclarecer los hechos delictivos.

Durante la investigación, los agentes realizaron varios seguimientos y controles que les llevaron a la identificación de dos varones de 36 y 46 años de edad, vecinos de Alcázar de , los cuales utilizaban el turismo sustraído para perpetrar robos en diferentes municipios de la zona.

Tras reunir los indicios suficientes, los investigadores procedieron a la detención de estas personas y a la recuperación del vehículo sustraído, así como a la intervención de ocho inversores de instalaciones fotovoltaicas, herramienta de construcción, material electrónico y agrícola, ropa y calzado.

MODUS OPERANDI

En la mayoría de las ocasiones los detenidos fracturaban el bombín de las puertas para acceder a las viviendas. Otras veces, mediante el corte del vallado perimetral de la finca y fractura de ventanas, accedían al interior y sustraían todo tipo de efectos.

Se han instruido diligencias, que junto con los dos detenidos han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción 3 de Tomelloso.