Las mismas fuentes han confirmado que el juez ha decretado para los dos investigados prisión provisional, si bien han enfatizado que la investigación continúa abierta.

Los hechos tuvieron lugar el 29 de noviembre, cuando un individuo con la cara cubierta atracó sobre las 14.00 horas la sucursal bancaria situada en la calle Carretera de Almodóvar de Puertollano, consiguiendo huir con un botín de unos 20.000 euros.

El atracador, con el rostro cubierto con gafas y gorro, penetró en el recinto e intimidó a los empleados con una pistola plateada de gran calibre, si bien aún no ha trascendido si se pudiera tratar de un arma simulada.

El atracador contó con el apoyo de una segunda persona que le esperaba en el exterior de la sucursal, que también ha sido detenida.