En nota de prensa, la Delegación del Gobierno ha explicado que las investigaciones fueron iniciadas el pasado mes de diciembre de 2014, por el equipo de Policía , a raíz de que fuera denunciado el robo en un domicilio de la localidad de (Ciudad Real) y en el que la colaboración ciudadana fue crucial para el inicio de las investigaciones.

Tras las primeras pesquisas, los agentes consiguieron identificar un turismo de alta gama, utilizado por los autores para sus desplazamientos. Igualmente localizaron e identificaron a un grupo de cuatro personas que formaban parte de una organización delictiva y encargados de dar apoyo con vehículos, viviendas y documentación a los restantes miembros del grupo de origen albanes y búlgaro, los cuales residían en Arganda del Rey ().

Posteriormente y tras numerosas gestiones fueron identificadas otras cinco personas más, como integrantes de dicha organización y autores de los robos en domicilios, marchándose, durante el mes de febrero, precipitadamente de España con dirección a , por lo que fueron imputadas H.M., de 35 años de edad, A.D., de 33 años de edad, E.M., de 28 años de edad y F.M., de 31 años de edad, todos ellos ciudadanos albaneses, D.S., de 37 años de edad, ciudadano búlgaro y P.C.S., de 26 años de edad, ciudadana española, como presuntos autores de nueve robos en domicilios.

Se ha conseguido averiguar, mediante coordinación policial internacional, que estas personas imputadas han cometido hechos similares en , , , Francia y Reino Unido, utilizando documentación falsa para dificultar su identificación y localización.

Ante esta situación y para evitar que pudieran marcharse del país el resto de la organización, se procedió a la detención de I.F.G., de 30 años de edad y ciudadano rumano, R.I.B., de 39 años de edad y J.I.B., de 35 años de edad, ambos de nacionalidad española, como presuntos autores de un delito de falsedad documental.

DELITOS ESCLARECIDOS

Como consecuencia de toda la operación han sido esclarecidos doce delitos de robo en domicilios, en Ciudad Real (7), Burgos (1) y León (4).

A la hora de actuar, este grupo tenía personas pantallas u “hombres de paja” a los que utilizaban a cambio de dinero para que les proporcionaran en España, toda la cobertura legal necesaria en cuanto a vehículos, viviendas o documentación, al objeto de pasar desapercibidos y no ser detectada su presencia en el país.

Ya en España, se reunían en grupos de cuatro o cinco personas y con vehículos de gran cilindrada puestos a nombre de terceras personas se desplazaban hasta localidades pequeñas donde seleccionaban viviendas, que por su apariencia parecían de un alto nivel económico.

Una vez perpetraban los robos, sus principales botines consistían en joyas y dinero ya que eran conocedores que estos efectos dejan menos rastro que otros efectos de valor al objeto de ser identificados.

Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número 2 de Valdepeñas.