Según han informado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación, en el transcurso de la operación se han efectuados tres registros, uno en Puertollano y dos en Argamasilla de Calatrava, en los que se han intervenido diversas sustancias estupefacientes, entre ellas unos 175 gramos de cocaína, al parecer de bastante pureza, de los que se podrían obtener unas 700 dosis de las estipuladas como tal por la Oficina Central de Estupefacientes.

Las mismas fuentes han precisado que esta cantidad puede alcanzar un valor aproximado en el mercado ilícito de drogas de unos 18.000 euros sin proceder a nuevos “cortes” de la sustancia, que podrían elevar el valor considerablemente.

Además, se han intervenido varias armas blancas de las consideradas prohibidas por el Reglamento de Armas, varias defensas y bastones de defensa, aerosoles de defensa personal y una pequeña pistola con unos 25 cartuchos detonadores.