El vicepresidente de la Diputación de Ciudad Real y coordinador institucional de FENAVIN, , ha participado esta tarde en , junto a la ministra de Sanidad, , y el alcalde de la localidad, , en la inauguración de la “Tierra de Gigantes”, en un acto en el que también se ha hecho entrega del premio que esta entidad ha otorgado a FENAVIN, reconociéndola como la feria vinícola más importante de nuestro país.

La Diputación de Ciudad Real ha invertido 47.770 euros en la puesta en marcha de la Escuela de Catadores, con sede en Campo de Criptana. Se han realizado inversiones para dotar las aulas de equipamiento informático, para amueblar las salas formativas, para las mesas de la sala de catas y para la adecuación del edificio en el que tiene la sede, un antiguo instituto reconvertido ahora en este centro de formación.

La Escuela de Catadores “Tierra de Gigantes” nace con el objetivo de ser el centro de formación de control de calidad agroalimentaria de referencia en Castilla- La Mancha trabajando en colaboración con la . Gonzalo Redondo ha dicho que “esta escuela de catadores debe servir como fin último para dinamizar un sector que es vital para nuestra economía y, por eso, la Diputación de Ciudad Real está presente en este proyecto”.

El vicepresidente de la Diputación de Ciudad Real y coordinador institucional de la Feria Nacional del Vino ha agradecido el galardón entregado a FENAVIN ya que “reconoce el trabajo bien hecho y le distingue como la feria más importante del país dedicada al sector del vino, como así lo avalan los más de 114.000 contactos comerciales que se alcanzaron en la última edición”. También ha recordado las cifras récord que se han alcanzado en la pasada novena edición y ha asegurado que entre los objetivos de la Diputación está que la feria siga creciendo.