Según ha informado la Diputación en nota de prensa, aún se siguen sufriendo los devastadores efectos del fatal accidente nuclear, algo que hace a los pequeños más vulnerables. El presidente de la Institución provincial, , ha afirmado que si tiene valor estar en política es porque se puede contribuir a la felicidad de la gente.

La Diputación abona los billetes de avión de los niños saharauis y ucranianos que se desplazan a la provincia en la temporada estival, pero también ayuda a través de la realización de proyectos en diversos países desfavorecidos en varios continentes. No en vano destina 1.060.000 euros a Cooperación Internacional, de los que 700.000 se invierten en destino.

Caballero ha reiterado que han hecho “lo más fácil”, aportar 20.000 euros para que los pequeños puedan viajar y hayan podido abrazar a sus familias de acogida. El mérito, a su juicio, “es precisamente de ellos, porque tratan a los menores como hijos cuando están aquí y durante el resto del año los añoran”. “Es maravilloso el ejemplo que dais a la sociedad”, ha afirmado.

En representación de CREAN, Ramón Serrano, ha asegurado que Ciudad Real es “privilegiada” a nivel nacional en lo que se refiere a acogida de niños. Ha dado las gracias a la Diputación y al Ayuntamiento de la capital por su colaboración y por la sensibilidad que muestran hacia su asociación y sus fines.

La alcaldesa de Ciudad Real, , por su parte, ha comentado que los pequeños ucranianos llenan de alegría Ciudad Real. Ha destacado la generosidad de los padres y madres de acogida y ha ofrecido la Concejalía de Bienestar Social, gestionada por , también presente en el acto, para cualquier asunto que tenga que resolver CREAN.

La vicepresidenta de Atención a las Personas, Igualdad y Participación, , ha acompañado al presidente de la Diputación, así como el diputado provincial y viceportavoz, . Además, numerosos miembros de las familias de acogida han llenado el salón de plenos del Palacio Provincial.