Caballero le ha comentado el “interés” que tiene en que esta situación se “revierta” cuanto antes. Además ha dicho que la mejora que persiguen en la vía provincial constituye una demanda “justa” que es preciso atender dentro de las disponibilidades presupuestarias de la Institución provincial.

También le ha comunicado que en breve iniciarán los trámites para proceder al arreglo de la travesía de su pueblo con una inversión que será determinada una vez que los técnicos de la Institución provincial evalúen la actuación que es preciso acometer, según ha informado la Diputación en una nota de prensa.

Ha indicado también Caballero que el adecentamiento y mejora de la totalidad del trazado hasta llegar a Brazatortas sigue siendo una prioridad en la acción política y de gestión que llevan a cabo desde la Administración provincial, aunque ha dejado claro que permanecen a la espera de poder utilizar las disponibilidades financieras que tienen en los bancos dado que la administración que preside “tiene deuda cero”.

Caballero ha precisado que la decisión corresponde al y ha añadido que confía en que el nuevo Gobierno “aborde y dé respuesta a la situación”. Sobre todo porque las obras que precisa la carretera CR-5021 en la totalidad del trazado requieren una inversión pública que asciende a seis millones de euros, según las estimaciones de los técnicos de la Diputación.