El organismo autónomo del de , dependiente de la Diputación, actuará “según la ley vigente y cumplirá la sentencia que afecta a seis trabajadoras”, quienes se encuentran “en una difícil situación” tras culminar un proceso que se inició con la denuncia de un sindicato, según ha recordado la vicepresidenta de la institución provincial, .

Desde la Diputación esperan que las diferentes opciones a las que puede acogerse el Ayuntamiento de Ciudad Real para dotar de continuidad al servicio de asistencia a las mujeres —que serán remitidas al Instituto de la Mujer—, “contribuyan a normalizar la situación cuanto antes”, ha informado la institución provincial en nota de prensa.

Monroy, que ha comparecido en una rueda de prensa en calidad de presidenta en funciones del organismo autónomo del de la Mujer, ha aclarado que en este proceso hay dos partes “bien diferenciadas”.

“Por un lado, está el Centro de la Mujer como servicio que se presta, y por otro, las seis trabajadoras —dos de las cuales están de excedencia—, que tendrían que ser despedidas si se cumple con el fallo judicial. Pero ello no significa que las mujeres de Ciudad Real, y deban quedar desatendidas porque hay diversas fórmulas que pueden ofrecer una solución”, ha señalado la vicepresidenta de la Diputación.

En este sentido, ha explicado que una opción es que el Ayuntamiento, institución a la que la Junta ha concedido 125.387 euros para el ejercicio de 2014, preste los servicios del Centro de la Mujer con personal que haya accedido a la función pública.

Asimismo, según Monroy, también se podría otorgar la subvención a una asociación para que llevara a cabo la gestión del Centro de la Mujer, “como ocurre en Pedro Muñoz, donde AFAMMER viene prestando este servicio a las mujeres”.

Igualmente, desde la Diputación consideran que se podría trabajar la idea del reagrupamiento de centros, pues en la actualidad, 23 centros de la mujer son los que atienden a las mujeres de toda la provincia de Ciudad Real, integrada por 102 municipios y tres EATIM.

Monroy ha indicado que las mujeres “no deben quedarse sin asistencia”, al tiempo que ha reconocido que “hay soluciones”, por lo que ha tendido la mano al resto de administraciones implicadas, “a la Junta, porque tiene las competencias, y al Ayuntamiento, porque son los consistorios las únicas administraciones que están habilitadas por el ejecutivo autónomo para tutelar el funcionamiento de los centros de la mujer”.

CAMBIO DE COMPETENCIAS

La vicepresidenta de la Diputación ha recordado que el Centro de la Mujer era un organismo autónomo de la institución provincial que se creó en 1986 y ha precisado que tenía ámbito provincial. A partir de 2002, con la creación del , se determina que sólo las consejerías y las corporaciones locales son competentes en políticas de igualdad.

Además, el Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha también remarca este extremo, por lo que las diputaciones no tienen competencia ni responsabilidad en la prestación del servicio de atención a las mujeres.

Finalmente, al tratarse de una competencia no propia de la Diputación, se iniciaron contactos con el Ayuntamiento de Ciudad Real para que asumiera la gestión del Centro de la Mujer y la cesión de materializó hace aproximadamente dos años, pero el convenio firmado ha quedado sin efecto por sentencia judicial.