Así lo ha destacado este martes Caballero en Corral de Calatrava, donde ha visitado la fábrica de Arenas, ya que este año se tiene previsto ampliar el envío de alimentos con 2.500 kilos de magdalenas, unas 80.000 unidades envasadas de forma individual, con la intención de completar los desayunos en las diferentes wilayas que integran los campamentos saharauis, según ha informado la Diputación de Ciudad Real en nota de prensa.

Caballero, que ha estado acompañado por los vicepresidentes y , y por el alcalde del municipio, , ha recordado que los envíos van bien provistos de leche en polvo, por lo que este año han decidido incorporar bollería.

Ha agradecido a la y a su delegación en la provincia, representadas por Silvestre del Río y respectivamente, su esfuerzo y dedicación para que el contingente de alimentos, que suponen una inversión de 100.000 euros, llegue en condiciones óptimas a El Aaiún, en pleno desierto argelino.

A este respecto, ha destacado la importancia de organizar acciones como la que financia la Diputación de Ciudad Real porque son numerosos hombres y mujeres, así como niños y ancianos, que son más vulnerables, los que precisan de nuestra solidaridad para cubrir sus necesidades básicas.

Silvestre del Río ha explicado, por su parte, que a la bollería que incorporan este año en el envío 16.000 kilos de leche en polvo, 14.000 de lentejas y 1.200 de pasta. Ha aprovechado del Río para recordar a las familias que deseen acoger menores saharauis este verano en sus casas que se pongan en contacto con la asociación porque ya están con los preparativos del Programa Vacaciones en Paz.

Por su parte, el representante del pueblo saharaui en Ciudad Real, Abdelahe Amed, ha agradecido la implicación de la Diputación de Ciudad Real, no solo por los alimentos que envía, sino también por su decisiva intervención en el traslado de los niños y niñas que son acogidos durante el período estival en hogares de la provincia.

Y también ha recordado que corre con los gastos de las becas para estudiantes de Ciencias de la Educación de la que hacen prácticas en los campamentos de refugiados saharauis.