Según ha informado la Diputación en nota de prensa, la coordinación institucional “llevada a la práctica desde el minuto uno” ha sido la clave que ha marcado la hoja de ruta de los tres últimos años para desbloquear el proceso en el que entró el edificio del durante la anterior legislatura, al ser “abandonado” por regional de en 2013.

La Diputación de Ciudad Real es titular de la propiedad del inmueble denominado Hospital Nuestra Señora del Carmen desde su construcción en 1978, aunque se cedió de forma gratuita al INSALUD en 1987 para que lo usara como hospital, el mismo uso que tuvo cuando llegaron las transferencias sanitarias y pasó a manos de la Junta.

Tras la inauguración del nuevo Universitario de Ciudad Real a finales de 2005, parte de las instalaciones del Hospital del Carmen dejaron de utilizarse, quedando el resto a disposición de la Gerencia de Coordinación e Inspección Médica y de la asociación de ludópatas ‘Larcama’, además de como hasta que el construyó el Centro de Salud número 4 y se trasladó.

“Es en el marco de las políticas de recortes del , cuando en enero de 2013 se inició el traslado de la Gerencia de Coordinación e Inspección Médica a otras dependencias, situadas en la calle Alarcos, y la Asociación ‘Larcama’ se trasladó también a las dependencias del antiguo del antiguo Complejo Hospitalario de Ciudad Real en el mes de abril”, indica la Diputación, por lo que el edificio quedó sin uso con el agravante de que la Junta no puso ninguna protección que impidiera su ocupación por vándalos.

Eso causó múltiples destrozos de incalculable valor hasta que el equipo de , propietaria del edificio cedido a la Junta, y presidido entonces por , tuvo conocimiento del abandono del inmueble por el Gobierno Regional, cuando la y Local avisó a los servicios de seguridad de la Institución provincial que vigilan sus dependencias cercanas del departamento de Vías y Obras, de que el edificio Hospitalario había sido abandonado y estaba siendo objeto de ocupación y actos vandálicos.

PETICIÓN DE REVERSIÓN

Ese momento, De remitió sucesivos escritos al Gobierno regional para comunicar la situación y pedir la reversión del mismo en las mismas condiciones en las que se entregó, aunque sin obtener respuesta hasta julio de 2013 cuando una misiva firmada por el entonces gerente , , exigía la suspensión de la vigilancia privada y la retirada del vallado que levantó la Institución provincial para evitar precisamente, la proliferación de actos vandálicos que ocasionaron daños por valor de más de 8 millones de euros, según los estudios de los técnicos.

“Su posesión —la del edificio— y los derechos y obligaciones derivados de la misma continúan correspondiendo en exclusiva a la Junta de Comunidades de -La Mancha”, aseveraba Carretero, quien calificó de “injerencia totalmente ilegal” las medidas de protección adoptadas por la Diputación frente a la creciente presencia de ‘okupas’ una triste realidad que en esas fechas ya había motivado varias denuncias y numerosas comunicaciones discretas, algunas de ellas procedentes del entorno de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En noviembre de 2013 la Tesorería de la Seguridad Social, comunicó a la Diputación Provincial que la Secretaria General del Sescam había informado favorablemente la reversión del uso del Hospital del Carmen. Así como que la Consejería de Hacienda había declarado innecesario el uso del mismo poniéndolo a disposición de la Tesorería de la Seguridad Social para que procediera a su reversión a la Diputación Provincial, instando a esta a “manifestar las observaciones que considerara oportunas en cuanto a su estado y conservación”

NIEGAN LA RETROCESIÓN

La propia Dirección General de la TGSS, al conocer las deficiencias que presentaba el edificio del Hospital del Carmen, tras una visita conjunta con los técnicos de la Diputación Provincial realizada en noviembre de 2013, rechazó la retrocesión solicitada por el Gobierno de Cospedal, “en tanto que el mismo no esté en condiciones de ser aceptado también por la Diputación Provincial”. Ciertamente la Diputación Provincial no podía aceptar recuperar un edificio con ese nivel de deterioro si previamente el Gobierno de Cospedal no transfería los recursos necesarios para devolverlo a su estado original, asumiendo el desgaste propio del uso y de los años.

Es a partir del inicio del nuevo mandato, con el cambio de Gobierno regional y con Caballero al frente de la Diputación, cuando “se recupera” el objetivo de dar una solución al Hospital del Carmen que revierta en beneficio de Ciudad Real y de la provincia. Desde la reunión que mantuvo Caballero con la alcaldesa de Ciudad Real, , nada más tomar posesión ambos, “se ha impulsado un proceso marcado por un trabajo callado y continuado que ahora germina con la implicación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que está dispuesta a asumir el arreglo del deteriorado inmueble para darle usos administrativos y reunir así todos sus servicios administrativos, que en la actualidad están diseminados por la capital”.

Con esta actuación, contenida en Ciudad Real 2015 presentado por el presidente de Castilla-La Mancha, , hace unos meses, se contribuye al desarrollo de la zona de la Puerta de Santa María mientras se ofrece al ciudadano “un lugar más descongestionado donde ir a realizar los trámites que son competencia de la Administración autonómica”.