La Diputación de Ciudad Real ha invertido en la provincia en lo que va de 2107, en concreto a fecha 30 de octubre, un total de 80 euros por habitante y el estado de ejecución del Presupuesto del presente ejercicio se situaba en el 75 por ciento a falta de completarse los dos últimos meses año.

Así lo ha remarcado la vicepresidenta responsable del área Económica de la Diputación, , quien también ha destacado que la aportación prevista por la institución provincial a los municipios y EATIM de la demarcación ciudadrealeña se ha ejecutado en un 86 por ciento. Y ha cifrado la transferencia a los consistorios en 44.750.000, invertidos principalmente en infraestructuras, planes de empleo y obras.

También se han llevado a cabo convocatorias dirigidas a ayuntamientos, se ha acometido actividades propias de la Diputación y se han efectuado aportaciones al Contra Incendios y Salvamento (SCIS) y al Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), que suman, respectivamente, 6 millones de euros y 1.750.000 euros.

En otro orden de cosas, Molina ha recordado que la Diputación de Ciudad Real es una de las instituciones más saneadas de España, con deuda cero. Ha añadido que cerró el ejercicio de 2016 con un remanente de 60 millones de euros y con un superávit de 24, además de que, como ocurre también en 2017, pagó a sus proveedores antes del período marcado por la Ley.

Por tanto, ha hecho especial hincapié en el esfuerzo realizado por la institución provincial para cumplir con las imposiciones del Gobierno central, porque ha mantenido e, incluso, ha incrementado este año, los compromisos adquiridos con las administraciones locales, en cuyo auxilio basa la Diputación su actividad política e institucional.

La vicepresidenta económica ha recordado que el pasado ejercicio se liquidaron más de 45 millones de euros (casi el 50 por ciento del presupuesto) para el fomento del empleo y generación de riqueza, 37 millones en inversiones en los municipios de la provincia y 5 millones en atención a las personas, que se invirtieron a través de ayudas de emergencia, cooperación al desarrollo y servicios asistenciales. La cuantía restante se dedicó a actividades propias de Diputación.