García ha destacado que se trata de una iniciativa dirigida a público de cualquier edad, de la que se podrá disfrutar hasta este sábado por la mañana y por la tarde, en la que se convierten en actores gracias a las instrucciones que van recibiendo a través de un audífono tanto de lo que tienen que hacer como de lo que tienen que recitar.

“Es una experiencia divertida en la que, ayudados por el atrezzo y el vestuario, se convierten en actores por un día y conocen el teatro barroco de otra manera, de forma que incluso puede servir para despertar vocaciones”, ha señalado García, quién ha invitado a todos los que pasen por Almagro a disfrutarlo.

Una apreciación con la que ha coincidido Reina, a quien han aplaudido su forma de actuar pese a que, ha indicado a preguntas de los periodistas, nunca ha actuado en público y, si ha recitado algo, siempre lo ha leído antes.

“Para mí ha sido una experiencia maravillosas en la que ayuda mucho la caracterización y es muy divertido escuchar por el audífono lo que tienes que hacer”, ha subrayado el alcalde de Almagro, quién ha animado a “todos a que vengan y disfruten del festival, porque es una forma de abstraerse un poco del día a día”.

En los mismos términos se ha pronunciado García, quien ha hecho hincapié en la cantidad de actividades gratuitas que hay durante el festival, de forma que se puede comenzar el día visitando las exposiciones, luego venir al karaoke barroco y por la noche disfrutar de las obras o, el sábado, del folclore manchego de .

“No hay excusa para no venir a Almagro, además de que dos de las obras que hay en el Karaoke —‘Los empeños de una casa’ y ‘El burlador de Sevilla’— los pone en escena la y la , de forma que primero pueden vivir la experiencia desde dentro y luego ir a ver cómo la hacen los profesionales” ha concluido.