El presidente de Fecir, , durante la inauguración, ha recordado que la caza genera unos 600 millones de euros al año en la región, que da empleo a unas 6.500 personas y genera unos 1,7 millones de jornales.

Marín ha recordado que el espacio destinado a la caza en la comunidad autónoma supera las 7.000 hectáreas y que, al año, se cobran 5,7 millones de piezas de caza menor y unas 93.000 de caza mayor. La feria, que se ha instalado bajo una carpa de 1.000 metros cuadrados en la Plaza de la Constitución, en pleno centro de Ciudad Real, vive con esta edición una etapa de transición, que culminará en marzo de 2018, cuando tenga lugar la cuarta edición, según ha dicho Marín.

El presidente de Fecir ha recordado que la caza y la pesca están muy arraigadas en los pueblos de la región y ayudan, entre otras cosas, a evitar el despoblamiento de las localidades con menos habitantes.Marín, por otra parte, también ha defendido los beneficios desde el punto de vista medioambiental y conservacionista de estas actividades, y ha dicho que “los cazadores son los principales amantes del campo y protectores del medioambiente”.

Ha pedido, asimismo, la unidad del sector para reivindicar que la caza es “un deporte digno” que practica mucha gente y que genera riqueza. Además ha indicado que, en esta edición, tendrán un papel especialmente relevante las mujeres, “que juegan un papel fundamental en el sector cinegético”.

LA CAZA ES SOSTENIBLE

Por su lado, el presidente de la Diputación, , institución que financia la feria, ha señalado en la inauguración que la caza es un sector sostenible y “un elemento dinamizador de la economía” de la provincia de Ciudad Real. Por ello, ha señalado que le interesa “en la medida en que es un uso que genera riqueza, empleo y, por tanto bienestar”.

El presidente de la Corporación ha incidido en que la caza es un recurso endógeno en la provincia, al igual que el sector agroalimentario, que se “ve beneficiado por la gran superficie de campo de la provincia así como su situación geográfica y sus buenas comunicaciones, que facilitan la llegada de cazadores”.

La alcaldesa de Ciudad Real, , ha apostado por la suma de sectores que se dan en la feria, desde artesanos a hosteleros, pasando por comercios, asociaciones o taxidermistas, y ha querido defender la creación de empleo y riqueza.

A su vez, la delegada de la Junta de Comunidades, , también ha resaltado la importancia de la caza para el mundo rural que merece la unidad de todas las administraciones.