Concretamente, estas memorias están en abierto solamente en las ciudades de Ciudad Real, , , , , , , , , , , y , además de las Islas Baleares al completo y Lanzarote, Fuerteventura y las Palmas de Gran Canaria, según un estudio del Observatorio Independiente de las Profesiones Sanitarias.

Por otro lado, este estudio también apunta que más del 70 por ciento de los colegios no publican en sus webs las memorias anuales, tal y como establecen las leyes sobre colegios y de transparencia. Esto es, más de un tercio de los colegios de enfermería incumple la obligación legal de mantener en sus webs las ventanillas únicas para colegiados (23%) y para ciudadanos y usuarios (39%). Únicamente ocho colegios han puesto en marcha un Portal de Transparencia y 37 de los 52 colegios no dan acceso en sus webs, como obliga también la ley, a las memorias económicas y de gestión.

Además, solo el 50 por ciento de las mujeres enfermeras ocupan presidencias colegiales y, en conjunto, el 64 por ciento de los cargos colegiales que ocupan las mujeres son en su mayoría vocalías sin competencias ejecutivas, pese a ser la tercera profesión sanitaria (después de logopedas y dietistas) con mayor proporción de mujeres.

En este sentido, cabe destacar que el número de mujeres enfermeras colegiadas es muy superior al de hombres (un 84,2% frente a un 15,8%). Dentro de este porcentaje, un 67 por ciento de las mujeres son vocales y un 57 por ciento ostentan otros cargos unipersonales, siendo la presidencia el cargo menos común en la mujer enfermera.

Se trata de una brecha de género más latente en el sur de España que en el norte. En Andalucía y, concretamente, en , , , , y Jaén la tasa de feminización del censo colegial es muy bajo. Lo mismo ocurre en Murcia, Alicante y las Islas Canarias. Por el contrario, la tasa más alta de mujeres enfermeras colegiadas se encuentra en A Coruña, , , , , , Tarragona, , y San Sebastián.

En el estudio, que pretendía registrar la organización colegial enfermera mediante el análisis de 52 instituciones, también se observa que el número de mujeres colegiadas es mayor que el porcentaje masculino en la mayoría de las profesiones sanitarias (logopedia, dietistas, psicología, farmacia, óptica y optometría, fisioterapia, podología, odontología y medicina). La cifra masculina solo es mayor en los colegios profesionales de protésicos dentales.

JUNTAS ELECTORALES

En 48 de los 52 colegios los procesos electorales, en lugar de estar dirigidos por una junta electoral neutral, son controlados por las juntas de gobierno salientes. Sus miembros normalmente vuelven a presentarse para tratar de ser reelegidas, lo cual supone, según el estudio, una situación de ventaja y un ‘déficit democrático’ que favorece la perpetuación de las juntas en el poder al frente de los colegios. Solo en los últimos 12 meses tres colegios (Salamanca, y Las Palmas) han visto cómo sus juntas salientes, en función de juntas electorales, han inadmitido a las candidaturas opositoras.

Solo cinco colegios ponen alguna limitación a la repetición de mandatos de los cargos colegiales, de ahí que el 40 por ciento de los presidentes actuales lleve más de 20 años en el cargo (porcentaje que asciende al 58% en el caso de las presidencias masculinas y desciende hasta el 23% en el caso de las presidentas).

El 80 por ciento de los estatutos colegiales establecen un mandato de 4 o 5 años (21 colegios para cada mandato), pero en 9 colegios la duración es de seis años y en uno, , llega hasta los siete años.