En la extinción han trabajado un total de 37 medios —once de ellos aéreos— y hasta 148 personas, según las mismas fuentes.

El fuego fue detectado a las 14.30 horas por un vigilante fijo y quedó controlado a las 16.28 de este mismo sábado.