Chacón, como autora de esta función dirigida por Chani Martín, ha explicado en declaraciones a Europa Press, que apuesta por humanizar los mitos y “ver que detrás siempre hay una persona”. En el caso de la Baltasara siempre hay “una mujer que reclama su puesto en la historia y en la vida, no como actriz, ni autora o famosa, sino como mujer que quiere ser libre y que ese deseo le empuja a tomar decisiones drásticas”.

Escrita a propuesta de la actriz que encarna a este personaje histórico, Pepa , la escritora ha afirmado que ha sido “muy satisfactorio” enfrentarse a este reto que le ha descubierto a un ser humano envuelto en un “gran misterio”, que en cenit de su carrera decide abandonar los escenarios para vivir en una cueva como una ermitaña.

Precisamente una de las líneas argumentales de la representación se basa en la especulación sobre los motivos “que la empujaron a bajarse del escenario en medio de un representación y abandonar una vida de lujo y prestigio e irse a una cueva”, hecho por el que se llegó a considerar una santa en la época.

Chacón ha recorrido un camino que le ha hecho descubrir cómo era la vida de las actrices del siglo XVII y su papel en aquella época, ya que efectivamente eran mujeres con mucha fama pero que por otro lado tenían mucha presión social y religiosa sobre ellas, “se les consideraba gente de mal vivir”. Mujeres como la Baltasara, que era “muy culta” porque no sólo interpretaba papeles, sino que también los escribía y tenía su propia compañía de teatro, eran “un peligro para mantener esa sociedad patriarcal en la que la mujer estaba totalmente sometida al hombre y en cambio Baltasara era libre”.

Un proceso “muy interesante e importante” para esta escritora el de recuperar figuras como esta, ya que tradicionalmente se ha dado una “mirada de la historia muy masculina”, por lo que encontrar mujeres que fueron importantes en la creación desde cualquier punto de vista y más en estos tiempos en los que hay un rebrote de reconocer el paso de este género por la historia “amplia el foco a través del que deberíamos mirar”.

Además le parece “fundamental y un paso muy importante en el reconocimiento de la presencia femenina en el mundo del teatro, la apuesta que ha realizado el Festival por las mujeres como directoras y autoras”. Ha explicado que la cita de Almagro ya empezó “hace ya tiempo a darle importancia” a este hecho pero que en esta edición es “una especie de explosión de palabras, de gestos y reconocimiento hacia el mundo femenino”.

‘La Baltasara’ (de actriz barroca a santa anacoreta) tendrá una única representación y cuenta en su reparto con Pepa Zaragoza y Nacho Vega y con como escenógrafo y responsable de vestuario.