Yllana ha hilvanado en este espectáculo catorce temas de Queen, muy populares, en una dramaturgia sencilla y humorística entorno al personaje del Gran Fanático, arquitecto de una especie de catedral del rock que ha edificado en homenaje y tributo al grupo y en la que oficia una ceremonia de adoración. El Gran Fanático es Enrique Sequero, capaz de alcanzar los agudos de e interpretar sus canciones, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El otro punto de apoyo de la producción es el ballet, tres parejas de bailarines que se entregan a fondo, con energía, en coreografías creadas con fundamento por Zaira Buitrón, y que arropan a los actores en casi todas sus interpretaciones.

Esta producción de mediano formato transmite entrega y pasión de sus protagonistas, se nota que sintonizan con la música, lo pasan bien hasta que levantan al público, le hacen bailar y consiguen que este no se vaya hasta obtener un bis. Se disfruta con ellos cantando las canciones Wewill rock you, Somebody to love, I Want to Break Free, OneVision, UnderPressure, por supuesto la funkyAnotherOne Bites theDust y así hasta catorce.