En concreto, serán diez las jóvenes que competirán con otros 68 estudiantes de Bachillerato y 4º de la ESO, una cifra que sobrepasa la participación del año pasado (cuando solo fueron cuatro) y eleva su representación por encima del 10% del total.

“Esta barrera parecía infranqueable y sin duda ha contribuido a superar la participación española, desde hace cuatro años, en la Olimpiada Femenina Europea”, asegura la presidenta de la Comisión de Olimpiadas de la RSME, .

La Real Sociedad Matemática Española (RSME) ha organizado, con la colaboración de la y el apoyo de la Diputación de Ourense, esta cita cuyas pruebas tendrán lugar el viernes 22 (de 9.30 a 13.00 horas) y el sábado 23 (de 10.00 a 13.00 horas) en el .

La delegación más numerosa corresponde a , con 12 estudiantes, mientras que y cuentan con nueve cada una. A la Comunidad Valenciana corresponden otros seis, mientras que el resto de comunidades lleva a tres alumnos, salvo y , con un representante cada una.

Las diez chicas son de Andalucía, , , Cataluña, , , Canarias, Melilla, y País Vasco. Por primera vez, además, compite un estudiante procedente de un centro español en el exterior, concretamente de (Rusia), que hizo las pruebas de la fase local bajo supervisión de la .

Los participantes dispondrán de tres horas y media cada uno de esos días para resolver un total de seis problemas (tres en cada jornada) planteados por la comisión de olimpiadas y en los que deberán poner en práctica todo su ingenio y creatividad sin posibilidad de utilizar calculadoras, aparatos electrónicos o libros.

Esta fase nacional premiará con medallas de oro (6), plata (12) y bronce (18) a los 36 primeros clasificados. Los seis alumnos que consigan Medalla de Oro formarán parte del Equipo Olímpico de España en la 60ª Olimpiada Internacional de Matemáticas, que tendrá lugar en (Reino Unido) del 15 al 21 de julio de 2019.