Barau ha hecho esta afirmación durante la presentación este jueves de las propuestas de futuro para la Unión Europa (UE) y sus repercusiones en regiones como Castila-La Mancha.

Barau ha indicado que, pese a la salida del Reino Unido, la aportación de fondos para el sostenimiento de la UE no debe notarse y se deberán buscar fórmulas para ello.En este sentido, ha añadido que habrá que ajustar las aportaciones de los países que se quedan y, a su vez, buscar más ingresos a través de los impuestos que ya están —IVA e impuestos de aduanas— recordando que, en 2009, ya se planteó la tasa por las transacciones financieras, ahora paralizada.

Con respecto a la PAC, ha indicado Barau, a partir de ahora, además de garantizar la renta de agricultores y ganaderos, para la próxima negociación, que empezará en 2019, será necesario conseguir una mayor eficacia en su aplicación.

Asimismo, ha apostado por mejorar el papel de los agricultores dentro de la cadena alimentaria, valorizando su trabajo y mejorando el tema de los seguros.Como último eslabón, Barau ha considerado que hay que mejorar el nivel de exportaciones, uno de los objetivos que se buscan con los acuerdos comerciales internacionales como el CETA, que este jueves se vota en el .