Se cumplían cinco años del inicio de la guerra en Siria, en 2016, cuando Jesús Gabaldón realizó varios viajes que siguen la ruta migratoria a lo largo de Grecia, Macedonia, Serbia y el campo de refugiados más grande de Europa, ubicado a las afueras de la ciudad francesa de , para tomar las imágenes que pueden verse en la muestra, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

En marzo hizo siete años desde el inicio de la guerra en Siria. En este periodo más de doscientas cincuenta mil personas han muerto y hasta cinco millones han abandonado sus hogares. La mayoría de ellas se encuentran viviendo por debajo del umbral de la pobreza en Líbano, Turquía, Jordania y Egipto.

“Una minoría, cientos de miles, parten con lo puesto rumbo a Europa en un viaje lleno de peligros. Lo hacen aun sabiendo que el Mediterráneo ya se ha tragado a miles de personas en el intento, y lo seguirán haciendo a pesar de la resistencia cruel que imponen las políticas europea, vulnerando una y otra vez los principios básicos del derecho internacional y la ayuda humanitaria”, puede leerse en la exposición.