Gómez-Pimpollo ha destacado que estas ayudas “tratan de facilitar el acceso en condiciones de igualdad a familias en situación de dificultad económica, y con hijos escolarizados, en el curso 2018-2019, en las enseñanzas obligatorias (EP y ESO) y en Segundo Ciclo de Educación Infantil y FP Básica, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

La cantidad destinada a este fin ha experimentado un incremento a lo largo de los tres años transcurridos de la presente legislatura, tanto en la cantidad total destinada pasando de 35.000 euros en el curso 2015-2016 a los 50.000 euros de este curso escolar y del que viene, como en el valor de la ayuda que corresponde a cada solicitud, pasado a los 60 euros, el doble de lo que se ofrecía en el curso 2015.

La convocatoria fue informada “favorablemente” por la Comisión Permanente del CEM el pasado 4 de abril y aprobada en Junta de Gobierno el 16 de abril. Como requisito para optar a las ayudas, se deberá estar empadronado en Ciudad Real, presentar la solicitud dentro de plazo, que el menor beneficiario asista regularmente a clase, así como cumplir con los requisitos económicos de la unidad familiar establecidos.

Este año serán preferentes las familias cuyos ingresos sean iguales o inferiores a los que establece el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) vigente. Si atendidas estas solicitudes preferentes quedara crédito disponible, se atenderían las que no superen en 0,5 veces el IPREM vigente y en último lugar las que no lo superen en 1 vez.

Se prevé que pueda quedar crédito disponible para situaciones sobrevenidas durante el primer trimestre del curso 2018-2019 y que cuenten con informe específico del centro en el que el alumnado solicitante esté escolarizado.

Las solicitudes pueden presentarse desde el 2 de mayo al 4 de junio en el Edificio Juan Alcaide de Ciudad Real. La resolución definitiva se publicará el 19 de junio. Cada familia beneficiaria podrá recoger su vale-cheque, por valor de 60 euros (hasta un máximo de 300 euros por unidad familiar) entre el 27 de agosto y el 6 de septiembre y canjearlo por material escolar a partir del 1 de septiembre en los establecimientos colaboradores.

De esta manera, ha indicado que “así, en el momento del inicio de la actividad lectiva, todos los niños y niñas que lo necesiten, puedan tener no sólo el vale, sino que ya vayan el primer día de clase con su material disponible”.

LOS CENTROS EDUCATIVOS PODRÁN GESTIONAR LAS AYUDAS

Los Centros Educativos podrán gestionar las ayudas de algunas familias, siempre siguiendo el mismo procedimiento y baremo que se establece en la convocatoria y con la autorización expresa de la propia familia. Y en todos los casos las ayudas solicitadas para alumnos inmersos en expedientes de absentismo escolar serán gestionadas por los centros educativos en los que estén escolarizados.

Simultáneamente a la convocatoria de ayudas a las familias se ha establecido una convocatoria para que las papelerías y librerías que lo deseen puedan participar como entidades colaboradoras. Así se firmará un convenio de colaboración para que estas entidades faciliten a las familias beneficiarias la adquisición del material escolar, y exhibirán en lugar visible de cada establecimiento un cartel identificativo como “entidad colaboradora”.

La edil ha valorado que en el actual equipo de se ha consolidado el crecimiento del 30 por ciento del presupuesto total para ayudas de material escolar, el doble de la ayuda percibida por cada estudiante y un calendario más oportuno para que los beneficiarios puedan iniciar el curso escolar con el material que depende de ayudas municipales.

“En definitiva más dinero y mejor gestionado, para seguir creciendo en igualdad de oportunidades en una ciudad que quiere seguir siendo, cada vez más educadora, atendiendo a quienes más dificultades encuentran para acceder a la educación en condiciones de igualdad”, ha afirmado.