Uno de los aspectos más destacados de esta actuación es que se financiará sin afectar al resto de inversiones de la Diputación de Ciudad Real, de forma que en breve se van a poner en marcha los 4,4 millones de euros del Plan de Obras y hay disponibles “1,5 millones de euros más con los que estamos trabajando para desarrollar proyectos en la provincia”.

Caballero, a preguntas de los periodistas, ha indicado que ya se han iniciado las obras preparatorias de la primera fase de la obra y, de hecho, los topógrafos ya están trabajando en la realización de las mediciones necesarias después de que la pasada semana se firmara el inicio de obra, además de que “en unas horas” se va a firmar el replanteo.

Las buenas noticias son que, según avanzado el máximo responsable de la institución provincial, la empresa adjudicataria de esta primera fase —Parrós— le ha transmitido que parece que las van a concluir un mes antes del plazo inicialmente previsto, “un respiro muy importante para nuestra tranquilidad porque no hay que olvidar que entre enero y febrero hay que comenzar a montar la décima edición de la Feria Nacional del Vino que se celebrará en mayo”.

Asimismo, los trabajos previos realizados hasta ahora han incluido el cierre de la cafetería, además de que Globalcaja ha clausurado y retirado cajero automático que había en la fachada, mientras que los trabajadores del de la Diputación están recogiendo todo su material para que una empresa de mudanzas lo traslade, junto al mobiliario, a otro espacio de la institución provincial y que desde allí puedan seguir gestionando toda su actividad, “especialmente la referente a la edición de FENAVIN de mayo de 2019”.

FASES DE LAS OBRAS

En esta primera fase de las obras, con un presupuesto superior a los 4,5 millones de euros, se incluye la construcción de tres pabellones: uno ubicado al suroeste destinado a aulas de formación en dos plantas; otro ubicado en la zona central de la fachada sur, destinado a ingreso y recepción al recinto en planta baja, con unas dependencias administrativas en la planta alta; y un tercero en la zona sureste, con planta baja destinada a terraza porche de la cafetería y planta alta con los despachos de administración y dirección del complejo ferial.

Los objetivos de esta actuación son dar una solución definitiva los futuros eventos feriales; ganar mayor espacio expositivo; obtener espacio para las grandes ferias —como es el caso de Fenavin que precisa de 30.000 metros cuadrados—; reordenar funcionalmente el conjunto haciéndolo flexible y escalable para que sea más eficiente; actualización y optimización de las instalaciones y mejorar el aspecto visual del conjunto.

Por lo que se refiere a la segunda fase de las obras, que permitiría que Fenavin 2021 tuviera 32.000 metros cuadrados de exposición sin carpas, incluirá, entre otras actuaciones, la reforma de la zona de cafetería, restaurante y cuarto central de instalaciones, así como la del salón de actos y de la actual nave principal de exposiciones; el revestimiento de los flancos este y oeste de uno de los pabellones —denominado G— en chapa ondulada microperforada lacada silver; y la construcción de un nuevo el pabellón de entrada con ampliación del mostrador de recepción y habilitación de una sala VIP.