En el acto de entrega, que ha tenido lugar en el Claustro del Museo del Teatro de Almagro, han tomado parte la responsable federal de Enseñanza de FeSP UGT, , en tanto que la actriz ha estado acompañada por su pareja, el actor, director y autor de teatro .

Desde la FESP UGT se ha querido así rendir homenaje a esta gran actriz que “siempre se ha caracterizado por su compromiso con el arte y con la libertad”, se ha puesto en valor este premio porque “resulta fundamental la apuesta por la educación y la cultura, que es apostar por una sociedad más libre y justa”, ha subrayado Manuel Amigo.

Petra Martínez ha recordado sus inicios en Teatro Estudio con y ha asegurado que “actuar es un trabajo más que puede hacer feliz a la gente como lo puede hacer un barrendero o cualquier otro con un trabajo bien hecho” y que este premio “ocupará un lugar especial porque desde que conocí la figura de Lorenzo Luzuriaga me encantó”.

Tras recibir el premio, Petra Martínez ha puesto en valor la defensa que Luzuriaga hacía de la “educación única, en la que no hay diferencias de ningún tipo y es estable”; además de recordar que fue un refugiado “como mi familia y muchos más que sigue habiendo hoy en día y a los que tendrán que dar una solución”. La actriz, conocida por el gran público por su personaje de “Doña Fina” en la serie de televisión “La que se avecina”, ha reconocido que lo que más le ha gustado ha sido el teatro, aunque también el cine, mientras que ha señalado que todas las series en las que ha participado siempre tenían un “pero”.

Petra Martínez se suma a la lista de anteriores premiados por FeSP UGT, en la que se encuentran —Ana Belén—, , Emilio e Irene Gutiérrez Caba, , , , o , todos ellos grandes protagonistas de los escenarios de nuestro país.

La actriz galardonada este año nació en Linares en 1944 y ha desarrollado una intensa carrera en teatro, cine y televisión. En sus inicios, destaca su participación en el grupo de teatro independiente . Víctima de la censura, recorrió buena parte de Europa y América en 1970, participando en algunos de los festivales de teatro internacionales más importantes, como Nancy (Francia) y (Colombia) y actuaron en fábricas, centros culturales y espacios sociales gestionados por exiliados.