Esta programación accesible e inclusiva ha sido posible gracias al convenio de colaboración con la ONCE, con el apoyo de entidades como APTENT y Teatro Accesible y de compañías como la y , ha informado el Festival en nota de prensa.

Además este año, con el fin de dar respuesta a la diversidad, la programación cuenta con diversos espectáculos inclusivos, protagonizados por personas con discapacidad.

En esta edición, el Festival ofrecerá más de una veintena de funciones accesibles en los espacios más representativos como el Corral de Comedias, el , la (AUREA) y el Teatro Municipal.

Los espectáculos contarán con diferentes tipos de accesibilidad: audiodescripción, las personas con discapacidad visual pueden escuchar una voz en off que describe el contenido visual relevante de la obra de teatro; subtitulado adaptado, indicado para las personas con discapacidad auditiva, que ofrece identificación de personajes mediante colores, información de sonidos y entonación de los diálogos.

Así como sonido de sala con auriculares, los usuarios que tengan problemas de audición o simplemente quieran oír mejor la obra pueden escuchar el sonido con unos auriculares; bucle magnético individual, los usuarios de audífonos o implante coclear pueden escuchar el sonido de la obra de una forma nítida mediante un sistema de bucle individual; paseo escénico, los espectadores se suben al escenario donde atienden a una explicación suficiente y diligente sobre la puesta en escena y la dimensión temática de trama y sucesos principales de la fábula. Se les entregará un programa de lectura fácil.

Además del paseo táctil, que consiste en un paseo por la escena donde toca, perciben y entran en contacto con la puesta en escena, así como movilidad reducida, permitiendo que todos los espacios cuenten con la adaptación adecuada que permite dar la bienvenida a personas con movilidad reducida.