El fuego ha obligado a evacuar por precaución a los menores que estaban llevando a cabo un campamento de inglés en el de la capital ciudadrealeña y la Guardia Civil ha tenido que intervenir para regular el tráfico en la N-401.

Con todo, según publica el Sistema de de la Junta, siguen trabajando en la extinción de las llamas cinco medios —ninguno de ellos aéreos— y 29 personas.